Agentes antinarcóticos de la Policía Nacional anularon un campamento procesamiento de drogas, varias hectáreas de plantas de marihuana y detectaron deforestación ilegal en una reserva natural ubicada en el departamento de Alto Paraná.

El procedimiento se realizó en la mañana de este miércoles 13 de noviembre en la Reserva Natural del distrito esteño de Ñacunday, propiedad de las firmas Totemsa y Agrotoro SA.

FOTO: GENTILEZA.
FOTO: GENTILEZA.

El personal policial antinarcótico acompañó a otros uniformados y al agente fiscal antidrogas Manuel Rojas, en la búsqueda de la existencia de una zona de plantación de marihuana.

Una vez en el lugar, los intervinientes se toparon con un área deforestada que era utilizada para plantar marihuana, además de campamentos y herramientas para el procesamiento de la misma.

En total, los uniformados procedieron a la destrucción de 5 parcelas de 10 hectáreas de marihuana en etapa de cosecha y 2 parcelas de 4 hectáreas de la misma planta pero en etapa de crecimiento.

También se anuló una parcela de 2 hectáreas de marihuana en etapa de germinación, además de 10 kilos de semillas y 400 kilos de la droga, ya picada y distribuida en bolsas arpilleras.

FOTO: GENTILEZA.
FOTO: GENTILEZA.

Además, se encontraron 2 prensas rústicas de madera, 4 campamentos precarios, 3 zarandas y otros elementos utilizados por los ocupantes para la subsistencia.

Se pudo contabilizar un total de 20 hectáreas de deforestación ilegal en la zona. Por el momento no hay personas detenidas, ya que al llegar al lugar los policías no encontraron a algún responsable.