Un grupo de ciudadanos se manifiesta de manera pacífica contra un desalojo anunciado en el asentamiento 30 de Enero, que se trataría de 7 hectáreas de un terreno municipal. Un total de 100 familias, mayormente de comunidades indígenas, serían afectadas por lo que bloquean la Ruta 5, en Pedro Juan Caballero, departamento de Amambay, esta mañana. La Fiscalía anunció que el desalojo se llevaría a cabo éste jueves.

Luego de momentos de tensión se registraron incidentes entre manifestantes que en su mayoría pertenecen a una comunidad indígena y antimotines de la policía nacional, que dispararon balines de gomas y utilizaron gases lacrimógenos. Varias personas recibieron proyectiles en el tórax y piernas. Incluso un niño fue herido por lo que fue trasladado para recibir primeros auxilios mientras una mujer suplicó el cese de la fuerza para dispersar la movilización que consideran pacífica y justa.

Los manifestantes hacen responsable al intendente José Carlos Acevedo y al comisario Ignacio Rodríguez. Igualmente piden la presencia de representantes de Derechos Humanos en el lugar. Cuestionan al “Clan Acevedo” al calificarlos como “dueños del departamento de Amambay”.

El operativo se realiza luego de las consideraciones del nuevo titular del Ministerio del Interior, Euclides Acevedo, sobre los cortes de ruta y el libre tránsito. “Así como manifestó el nuevo ministro del Interior no vamos a tolerar cortes de ruta. Creo que se va a facilitar el trabajo con la policía ese acercamiento de los oficiales superiores con el nuevo ministro. Tuvimos que usar la fuerza para despejar la ruta”, expresó el jefe policial Ignacio Rodríguez.

Una mujer ruega que no repriman al comisario Ignacio Rodríguez. Foto: Gentileza
Una mujer ruega que no repriman al comisario Ignacio Rodríguez. Foto: Gentileza