Un ebrio al volante que guiaba una camioneta chocó contra una parada de colectivo, donde se encontraban tres personas que resultaron heridas, sobre el kilómetro 17 de la Ruta II Mariscal Estigarribia, en San Lorenzo, a primeras horas de esta mañana. El joven que causó el accidente fue demorado y posteriormente recuperó su libertad.

El conductor fue identificado como Mariano Garay Jacquet, de 21 años, quien se retiró de su trabajo, ingirió bebidas alcohólicas y manejó la camioneta de su patrón en total estado de ebriedad. En tanto que las víctimas del choque fueron Vidal Portillo, de 58 años, María Florentina Uliambre, de 34 años y su hija de 7 años.

El ebrio al volante reconoció que bebió cervezas y se quedó dormido al volante cuando impactó el vehículo contra la parada donde las tres personas aguardaban un colectivo. A estas horas, el conductor ya fue liberado de la comisaría. En tanto que las víctimas se encuentran fuera de peligro.

La niña fue trasladada al Hospital Central del IPS donde se encuentra estable, en tanto que su madre fue derivada hasta el Hospital de Capiatá luego de sufrir fracturas en los brazos por lo que ingresará en cirugía. Mientras que el hombre recibió primeros auxilios y no necesitó internación.

“Gracias a Dios fue un accidente con suerte, mi señora está consciente y mi hija también, pero estoy shockeado. Agradezco a quienes llegaron a auxiliarles, mi señora tuvo fracturas en los brazos y mi hija está estable, por suerte no tuvo ningún golpe interno. Según me indicaron se liberó al conductor y que era el vehículo de su patrón", expresó Nelson Pereira, esposo y padre de las víctimas, en contacto con C9N.