Según la Policía Caminera, la prueba de alcotest que fue practicada al joven de 21 años dio positiva.

A tempranas horas de este sábado se registró un accidente en ruta 2 a la altura del km 16 donde un joven de 21 años se desplazaba en una camioneta Kia Sorento y quedó dormido al volante, atropellando una parada de colectivos donde se encontraban una señora y su hija, además de un guardia de seguridad, quien resultó ileso según datos de la policía. En las imágenes segundos después del accidente se pueden observar que la señora se acerca a su hija menor de edad que está tendida en el suelo.

Las personas que se encontraban en la zona se acercaron a ayudar a los heridos y afirman que el vehículo se desplazaba a gran velocidad y de acuerdo a lo expresado por el conductor, se quedó dormido al volante.

“Soy consciente de lo grave que pasó” mencionó el joven quien dijo que se haría responsable por lo sucedido. La prueba de alcotest figura que fue practicada a las 06:42 por lo que el percance habría ocurrido minutos antes.

El joven indicó que trabaja en una pizzería y que se estaba yendo a su casa en el km 20 detrás de la municipalidad de Capiatá. Manifestó además que la camioneta es de su jefe, quien le suele prestar para trabajar y que hoy debería de trasladar algunos equipos por lo que llevó el vehículo.