“Invertir en el conocimiento del estudiante de arquitectura, es invertir en la ciudad y siendo la ciudad el habitáculo de todos nosotros, es invertir en nuestro propio beneficio”, sostienen desde la Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte, de la Universidad Nacional de Asunción. Bajo esa premisa, se implementa una nueva asignatura optativa: “Imagen urbana: Viaje de estudio”.

La iniciativa busca crear una nueva forma de aprendizaje para el estudiante, a través de la vivencia de ciudades latinoamericanas. Esta idea surgió de los arquitectos Guillermo Blanco y Antonella Filippini, quienes siendo estudiantes tuvieron la oportunidad de realizar parte de la carrera en Curitiba, Brasil, y Santiago, Chile, respectivamente, situaciones que marcaron su visión como estudiantes y profesionales.

Viajar para aprender

Los viajes se iniciaron en 2018 con visitas a Rio de Janeiro y Niterói, Brasil. En 2019, los destinos fueron Curitiba (abril), São Paulo y Brasilia, sumando un total de 250 futuros arquitectos que han podido experimentar estas ciudades.

“Salir del aula y de los métodos de aprendizaje convencionales y visitar las ciudades, permite que los estudiantes puedan comprender y entender una ciudad de manera significativa, ver el desarrollo del crecimiento y las intervenciones urbanas dentro de la misma”, señalan los responsables.

La intención de la vivencia es que los futuros profesionales puedan comprender la importancia del papel del arquitecto en la construcción de ciudades, ligadas directamente al trabajo en conjunto entre autoridades y arquitectos. Con vínculos fortalecidos se pueden trazar políticas públicas para una ciudad confortable, amigable y favorable para el ser humano “cosa que en Paraguay es materia pendiente”.

El recorrido

Durante el viaje a São Paulo, los participantes pudieron percibir la ciudad recorriéndola en sus diferentes experiencias de movilidad: caminando, bicicleta, patinetas, bus, subte, etc. De esta forma pudieron apreciar desde sus espacios públicos hasta sus obras más emblemáticas, proyectadas por arquitectos renombrados internacionalmente.

Destacan el parque Ibirapuera, pulmón de la ciudad, los SESC – edificios de servicio y uso público innovadores –, museos tales como: MASP, MuBe, MIS, Pinacoteca, entre otros, resaltando las propuestas generadas y la aceptación y apropiación de diversos tipos de espacios públicos por parte de los ciudadanos.

En contraste, en Brasilia, una ciudad planificada desde cero y construida en menos de 4 años, se visitaron todas las obras ubicadas en el eje monumental: la plaza de los 3 poderes (con edificios gubernamentales), el Memorial JK, el Memorial de los Pueblos Indígenas, así como también las obras ubicadas en el eje residencial, desarrolladas en supermanzanas y unidades de vecindad. Además de todo esto, los futuros arquitectos pudieron enriquecer la visita con el acompañamiento académico de docentes de universidades brasileñas renombradas, fomentando y promoviendo importantes lazos.

Actualmente, este proyecto está siendo financiado por los propios alumnos, pero se espera tener el apoyo ciudadano, de instituciones o de empresas que puedan contribuir a continuar esta innovación de manera que pueda ser accesible para todos los estudiantes.