Luis Pereira, vicepresidente del Centro de Importadores de Vehículos Usados (CIVU), afirmó que los comerciantes se encuentran preocupados ante una posible prohibición por parte del Gobierno Nacional de la importación de automóviles usados denominados “chilere”. Afirmó se trataría de una exigencia de Brasil y Argentina para vender vehículos nuevos.

“Lo cierto y concreto es que quieren eliminar los usados, quieren matar el mercado paraguayo. Los países vecinos le quieren eliminar a los autos usados para meter sus vehículos 0KM. Están tratando de sacarnos ventajas”, expresó Pereira, en contacto con la 970 AM.

Los importadores señalan que existen muchos intereses en el mercado de automóviles en Paraguay. Indican que de 100 mil autos vendidos por año, más de la mitad son usados. Las negociaciones se realizan entre autoridades de Paraguay, Brasil y Argentina.

Lamentó que el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, no tenga tiempo para recibirlos. Sin embargo, tendrían una reunión con el vicepresidente, Hugo Velázquez, a las 08:00 de esta mañana. "Unas 300.000 familias, 350 camioneros cigueñeros, 540 millones de dólares que van a las arcas del Estado, se verán afectados. No sé de dónde sacarán el dinero si aprueban el proyecto”, afirmó.