El juez José Agustín Delmás ordenó el arresto domiciliario y levantó la prisión del exdirector del Departamento Técnico Aduanero de Vigilancia Especializada (Detave), el general retirado Ramón Benítez, imputado por cohecho pasivo agravado, contrabando y asociación criminal.

De esta manera, Benítez abandonará el penal de Viñas Cué, donde guarda reclusión dese el pasado 28 de abril. Los sobornos se darían a cambio de hacer la “vista gorda” o simplemente no observar los cargamentos ilegales que ingresan al país, especialmente en la frontera con la Argentina.

El fiscal René Fernández encabezó el operativo encubierto junto a personal de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), que brindó apoyo en el operativo. Los intervinientes indicaron que Benítez recibía dinero en maletines, todos los viernes. Benítez fue detenido luego de recibir dinero de recaudación ilícita cuyos billetes fueron previamente fotocopiados.