Las empresas navieras Copanu SA y TLPSA deslindaron responsabilidad del cargamento de 290 kilos de marihuana que fue detectado en el buque de bandera paraguaya “Don Juan” que corresponde a su flota.

La Gendarmería Nacional Argentina incautó el miércoles pasado 290 kilos de marihuana del interior de la embarcación en cuestión, cuando el mismo se disponía a llegar a la provincia de Santa Fé. Toda la tripulación quedó detenida.

El ciudadano paraguayo Robert Bosch, propietario de las firmas navieras, se comunicó con La Nación en respuesta a la publicación de este diario e informó que el buque ya fue liberado luego de 24 horas de ser secuestrado y que 10 de los 11 tripulantes fueron puestos en libertad. Añadió que solo un tripulante quedó a cargo de un juez argentino para mayores averiguaciones.

Bosch lamentó que hayan utilizado el buque en cuestión para el traslado del cargamento de la droga desde Paraguay hasta Argentina, pero celebró que el intento del hecho de narcotráfico haya sido frustrado.

Destacó que las firmas navieras a su cargo tienen un convenio con la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) desde hace más de 10 años, para el intercambio de información de las operaciones de sus buques y de los tripulantes, a modo de detectar posibles hechos de este flagelo.

En ese sentido, el empresario comentó además que la incautación del estupefaciente es producto de un trabajo coordinado y de inteligencia entre la Senad y la Gendarmería Nacional Argentina.

“Lastimosamente usaron el buque como vehículo de la droga. Desde COPANU SA Y TLP SA queremos aclarar que no hay responsabilidad sobre el cargamento”, culminó.

Un buque paraguayo fue retenido este el miércoles pasado en horas de la tarde en la zona de La Paz, Argentina, y toda la tripulación quedó demorada por sospecha de presunto tráfico de droga, sin embago, fueron liberada horas después.