Integrantes de la Asociación de Familiares de Efectivos Policiales (AFEPOL) se manifiestan frente a la sede del Ministerio del Interior ubicada sobre la calle Chile casi Manduvirá, en Asunción, donde cuestionan y exigen la renuncia del titular de la cartera, Juan Ernesto Villamayor, luego de la muerte del comisario Félix Ferrari, informó Universo 970 AM.

En el lugar se movilizan en su mayoría esposas y madres de policías, que portan carteles con leyendas que critican en duros términos la capacidad de Villamayor como ministro del Interior, luego de la muerte del jefe policial en manos de delincuentes que rescataron al jefe narco Jorge Teófilo Samudio González alias “Samura”.

Solicitan su destitución en nombre de los policías que fueron muertos en servicio. Ante el escrache Villamayor retrocedió y huyó de los familiares al retirarse de la institución. “Estamos acá para que la sociedad sepa del malestar general y desprecio ante este señor. Es un inútil, queremos que renuncie y sea interpelado. Quisimos hablar y se salió corriendo como lo que es: una rata”, expresó Nadia Ferreira.

Lamentan que Villamayor no tengan predisposición para hablar con las madres y esposas de uniformados. Anuncian que cerrarán calles y nuevas medidas a nivel país. Expresan que las autoridades no previenen este tipo de hechos y que la Policía Nacional no cuenta con los elementos necesarios para defenderse. Señalan que el ministro del Interior menosprecia a sus propios policías.

“Esta va a ser la última vez que nos manifestamos por un policía muerto. Vamos a prevenir y vamos a interiorizarnos de los traslados para que ningún policía muera en el intento de trasladar a un narcotraficante. Tenía que haber apoyo de la FOPE, de la GEO y no solo de dos patrulleras operativas del centro de Asunción", declaró Aida Díaz.

Jorge Teófilo Samudio González fue rescatado tras un ataque tipo comando a un móvil penitenciario mientras era trasladado del Poder Judicial a la penitenciaría de Emboscada, donde estaba recluido desde octubre del año pasado. El tiroteo dejó un comisario muerto, Félix Ferrari.