Familiares y abogados de Rodrigo Florentín Dávalos (20), imputado por doble asesinato ocurrido el 6 de marzo pasado, en una casa ubicada en el Paraná Country Club de Hernandarias, piden la libertad del mismo y cuestionan al juez y fiscal de la causa, Alfredo Acosta Heyn, por actuar con presunta parcialidad.

El juez en lo civil de Hernandarias, Roberto Macoritto, será quien decida sobre el arresto domiciliario del imputado. El joven es autor confeso del asesinato de su padrastro Osvaldo González Duarte (39) y al hermano de éste Nelson Rafael González Duarte (36). Alega que actuó en legítima defensa, ya que habría sido amenazado de muerte por las víctimas en el momento del crimen, según declaró.

Por su parte, los familiares de las víctimas temen que el procesado pueda recuperar su libertad luego de solicitar medidas sustitutivas a la prisión en dos oportunidades. En agosto pasado se manifestaron frente al Palacio de Justicia de Ciudad del Este, en contra de la posibilidad que el procesado pueda recuperar su libertad luego de solicitar medidas sustitutivas a la prisión.

Los hermanos perdieron la vida luego de recibir varios proyectiles de arma de fuego. En el hecho también resultaron heridos, la esposa de Osvaldo González, Dominga Dávalos y el hijo adolescente de 17 años. La mujer fue lesionada por cortes de vidrio.

La defensa solicitó en dos oportunidades la libertad de Rodrigo, vía revocatoria la primera y la segunda la prisión domiciliaria por sustitutiva, ofreciendo cauciones suficientes para asegurar la sujeción del mismo al proceso.