El comisario Félix Ferrari, subjefe de la Comisaría 1ª de Asunción, falleció este miércoles luego del enfrentamiento con delincuentes que atacaron un transporte de reclusos para liberar al peligroso narcotraficante, Jorge Teófilo Samudio González alías Samura (46). El uniformado fue asistido por varios minutos en el Hospital Rigoberto Caballero, pero no aguanto.

El Dr. Ricardo Scavenius, director del Hospital de Policía Rigoberto Caballero lamentó que Ferrari haya sido una víctima más de estos criminales que están poblando nuestras cárceles. “Son un peligro para toda la sociedad”, aseguró en comunicación con Universo 970 AM.

El personal de blanco calificó al comisario como un excelente personal policial y ejemplar uniformado.

Scavenius indicó que pese a los intentos de reanimación, no se pudo salvar su vida por la gravedad del impacto. El uniformado recibió un proyectil en la parte posterior, sin orificio de salida. El disparo afectó los órganos vitales.

En el Hospital Policial también se encuentra otro uniformado herido, que por fortuna se encuentra estable. Se trata del suboficial inspector Carlos Araujo, quien tiene golpes en la cabeza y en el ojo.

Los delincuentes que rescataron a Samura estaban vestidos con uniformes militares, quienes le salieron al paso al transporte de reclusos que venían siendo custodiados por dos patrulleras. Unos 8 a 10 hombres balearon los vehículos y uno de ellos impactó contra el Comisario Félix Ferrari.

Con este caso se deja evidenciar lo poco preparados que estamos en cuestiones de seguridad, teniendo en cuenta que estaban transportando un criminal tan peligroso, sin prevenir que este tipo de caso se podría dar. Sin chalecos antibalas y muy poco personal policial. Es más que evidente que este atentado no fue planificado en unos minutos, lo hicieron tan minuciosamente y bien preparado, que en cuestión de minutos lograron su cometido, rescatar a un peligroso narcotraficante, miembro de la organización Comando Vermelho.