El director pastoral del colegio capitalino San José, el sacerdote Tobías Sosio, respondió a los padres de alumnos que se manifiestan este martes en las instalaciones de la institución, a raíz de las irregularidades detectadas en la gestión.

El padre de la Iglesia Católica aseguró que es improcedente el pedido de una auditoría a la actual administración de la tradicional casa de estudios, por tratarse de una entidad privada y no pública, a pesar de que cada una de las familias abona las mensualidades correspondientes por la educación de sus hijos.

“Esta es institución de gestión privada. Los padres no tienen ningún derecho de pedir auditoría”, manifestó tajantemente a periodistas que lo consultaron sobre la negativa de la solicitud.

Añadió que el colegio funciona gracias a 5 fuentes de ingreso y no solo con el dinero de los padres.

“Vayan a cualquier otra empresa privada a pedir auditoría. Los padres son parte del colegio pero no tienen derecho. Si no les gusta el colegio, que se busquen otro. Así de simple”, declaró muy ofuscado.

Este gesto del sacerdote cayó muy mal en los manifestantes, a quien calificaron de prepotente y autoritario.

Desde tempranas horas de este martes, padres organizados del colegio San José se movilizaron dentro del predio de la institución educativa, exigiendo la salida de la directora Carolina Ávalos, por supuestas irregularidades en su gestión.

Los padres esperan tener información oficial por parte del colegio a fin de determinar la veracidad de supuestas disponibilidades muy altas de dinero que no se compadecen con el estado general de la infraestructura y condiciones generales del colegio. Las denuncias también contienen información sobre contrataciones realizadas a personas relacionadas con la administración.