Por Andrés Barrios (andres.barrios@gruponacion.com.py)

Un gran incendio forestal se registró en la zona del Pantanal paraguayo, humedal compartido con Bolivia y Brasil. Hasta el momento afecta a unas 21 mil hectáreas y el fuego continúa en la zona del cerro Chovoreca. Unas 60 personas fueron asistidas en la zona de Alto Paraguay por inhalación de humo, afectando los ojos y las vías respiratorias. Un equipo periodístico del Grupo Nación realizó un sobrevuelo por la zona durante la mañana de este lunes.

El fuego ya está controlado en lado paraguayo, pero los daños a la naturaleza son tremendos. Hasta el momento no se tienen datos oficiales pero los expertos advierten que los perjuicios pueden ser para el agua y los animales silvestres del pantanal. La zona de Bahía Negra, departamento de Alto Paraguay, era el foco más importante pero pudo ser controlado luego de tareas realizadas por varias instituciones del Estado.

Foto: Carlos Juri
Foto: Carlos Juri

Consecuencias graves

El director de Conservación de WWF Paraguay, Karim Musálem, explicó que los fuegos son fenómenos naturales como las inundaciones, pero también están los provocados por el hombre. El ecosistema puede ser regenerado, dependiendo de la naturaleza misma, pero aún así las consecuencias son graves, como la pérdida de regulación del agua y la muerte de animales silvestres.

“Los incendios son eventos importantes, impactan, y muchas veces pueden ser de fenómeno natural. Las consecuencias aún no se pueden saber con exactitud, pero podría ser la falta de regulación de la pérdida de agua y la muerte de animales silvestres”, dijo el director de conservación a La Nación.

Para determinar los daños reales como consecuencia del incendio en la zona del pantanal paraguayo se debe hacer un estudio exhaustivo, pero a simple vista se pueden apreciar las extensiones de bosques y humedales arrasados por las llamas. Desde lo alto se podría apreciar que el fuego no perdonó nada, se llevó todo por delante, sin importar el ecosistema, la fauna y la flora. La inconsciencia del hombre una vez más estuvo presente.

Foto: Carlos Juri
Foto: Carlos Juri

Paisajes muy diversos, desde bosques, sabanas, pastizales y humedales, con una fauna y flora únicas en la región, fueron quedando en la nada con el paso del fuego. Poco a poco se fue devorando gran parte del mayor sistema de humedales, no solo de la región, sino del mundo.

Los incendios forestales en su mayoría son provocados por el hombre, probablemente de forma inconsciente, sin dimensionar los daños ocasionados el medio ambiente, o simplemente con la creencia de que los pastizales son renovados luego de una quema. Los expertos instan a tener mayor conciencia sobre estos puntos a fin de no ocasionar más daños a los recursos naturales. Afortunadamente las llamas están controladas en la zona de Bahía Negra, ahora queda esperar las consecuencias que podrían tener.

Foto: Carlos Juri
Foto: Carlos Juri

En la zona limítrofe entre Paraguay y Bolivia, en la zona del cerro Chovoreca, mediante el sobrevuelo se podría apreciar aún durante la mañana de este lunes cómo el fuego seguía avanzando y del lado paraguayo se podían apreciar un extenso paisaje negro, producto del gran incendio forestal. En la zona de Bolivia se estima que el fuego ya arrasó con unas 460 mil hectáreas, al menos de momento.

El ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional, Joaquín Roa, indicó este lunes que el fuego ya fue controlado en la zona de Bahia Negra, mediante un arduo trabajo de los bomberos voluntarios. El 60 por ciento del foco de incendio fue controlado durante la tarde de este domingo.

Pobladores recibieron medicamentos para poder sobrellevar las consecuencias de la inhalación de humo y las afectaciones a los ojos por la intensa humareda. La dotación estuvo compuesta por colirios descongestivos, amoxicilina sulbactam, dexametasona inyectable y salbutanol en aerosol. También acudieron médicos, militares, bomberos voluntarios y forestales para mitigar el impacto.

La organización Guyra Paraguay emitió varios comunicados sobre el incendio registrado, donde alertaba el avance de las llamas hacia el lado paraguayo y que afectó parte de la Reserva Pantanal Paraguayo y parte del Parque Nacional Río Negro.

Foto: Carlos Juri
Foto: Carlos Juri

Los guarda reservas realizaron monitoreos sobre el incendio desde las torres de control de la organización en el área de reserva. El fuego amenazó a los habitantes de Bahía Negra, por tratarse de un sector altamente vulnerable al impacto del fuego, en cuestiones de salud, así como la fauna del mayor sistema de humedales del mundo.

Para la WWF-Paraguay, el Pantanal paraguayo es una riqueza única que tiene nuestro país, en donde se debe desarrollar buenas prácticas ganaderas, agroindustriales y otras, ya que es vital proteger los recursos que hay en toda esta vasta zona del país.

Leer más: