El analista económico Amilcar Ferreira consideró que la actual crisis política por la que atraviesa el país genera un ambiente de incertidumbre e inestabilidad para la actividad económica local, en lo que se refiere a inversiones.

En contacto con la 1000 AM, el experto en materia económica expuso que el actual escenario político genera un ruido nocivo para el clima de negocios, en un ecosistema donde el capital se vuelve “cobarde”.

A su criterio, el clima de negocios ideal es estable y predecible, donde el futuro sea claro y seguro, pero subrayó que actualmente, este tipo situaciones genera muchas dudas en los invesores.

Agregó que las agencias calificadoras internacionales, en sus apreciaciones sobre Paraguay, señalan que nuestro país es una “ecuación incompleta”.

Estas calificadoras alaban, por un lado, la estabilidad macroeconómica que ha conseguido en los últimos 15 años. Pero por otro lado, señalan constantemente con claridad dos aspectos a mejorar: la debilidad institucional y la inestabilidad política.

Impacto limitado

Según la calificadora internacional Moody’s, a controversia en torno al acuerdo de precios de energía con Bra­sil tendrá un impacto limi­tado en el perfil crediticio de Paraguay.

En un informe com­pleto sobre la situación local, Moody’s señaló que: “La reciente disputa política destaca nuestra evaluación de la débil fortaleza institu­cional de Paraguay, a pesar de una gestión fiscal fuerte y conservadora. Esto se incor­pora en el perfil de crédito soberano. De vez en cuando surge una discordia polí­tica, pero es poco probable que afecte materialmente la dirección de la política del país”.

Leer más