El abogado de Richard “La Pantera” Moray informó que el Juzgado mantuvo la libertad condicional al boxeador y que además amplió el periodo de prueba hasta un año, bajo la condición de que si vuelve a incumplir reglas de conductas volverá a la cárcel. “Se mantiene la medida, solamente se aumenta el periodo por un año”, expresó Gilberto Rojas, el abogada.

Moray ingresó al Hospital de Trauma con heridas de bala en los brazos el pasado 1 de agosto, alrededor de las 04:00 de la madrugada, luego de recibir dos balazos, en el antebrazo y otro en la mano. El boxeador se dirigía a su lugar de trabajo y aseguró que no tenía en cuenta la hora, ya que tenía que ingresar a las 6:00 en su puesto como playero de una estación de servicios en Villa Elisa.

Posteriormente, a “La Pantera” se le practicó examen toxicológico al ingresar al Hospital de Trauma, luego de recibir los disparos, por lo que se manejó la posibilidad de la pérdida de su libertad condicional y su vuelta al penal de Tacumbú. Los médicos que lo trataron informaron que la recuperación de la cirugía que se le practicó le llevará alrededor de tres meses.

El boxeador cuenta con medidas sustitutivas y fue beneficiado con libertad condicional tras estar siete años recluido por robo agravado. Entre las condiciones que debe respetar está la obligación de permanecer en el albergue pospenitenciario donde reside desde la medianoche hasta las 5:00.

La Pantera es campeón vigente de boxeo en el peso welter junior tras ganarle en la final por nocaut a Carlos “Caolho” Santos Jesús, en la primera pelea oficial en la historia de este deporte realizada en una penitenciaria, semanas atrás, en Tacumbú.

Leer también: