Un joven conductor de UBER identificado como Milciades Ferreira manifestó que un grupo de taxistas le acorralaron cuando se acercaba para alzar a una pareja de turistas que solicitó sus servicios en la Terminal de Ómnibus de Asunción, esta mañana.

Manifestó que cuando ingresó a la principal estación de buses de la capital fue acorralado por seis vehículos que eran parte del “enjambre amarillo” y los conductores le obligaron a bajar de su rodado.

“Al bajar ahí fui agredido directamente por uno ellos. También intentaron agredir al usuario en ese momento y gracias a la prensa no pasó a mayores esa situación porque estaba un grupo de periodistas de cobertura", expresó Ferreira, en contacto con la 1000 AM.

El hombre decidió cancelar el servicio debido a que consideró que no existen las garantías necesarias para brindar el servicio.

“Por suerte no dañaron el vehículo, no me hicieron nada, pero fue un momento muy tenso. Quisieron agredir a personas que no son de nuestro país. La imagen que estamos dejando gracias a estos señores y a la locura que tienen de querer privatizar zonas públicas”, afirmó Ferreira.

Luego de reunirse con la Junta Municipal, taxistas llegaron a un acuerdo y levantaron la protesta, desbloqueando el acceso de entrada y salida de la Municipalidad de Asunción, punto principal de su movilización. El compromiso es que el próximo miércoles se trate ante el pleno, el proyecto de ordenanza municipal que regule las plataformas MUV y Uber.