El detenido fue identificado como Fredy Ariel Irala Fernández, alias “Liko’i”, quien tiene al menos dos antecedentes, por homicidio doloso y tráfico de marihuana. Durante el enfrentamiento con la policía un integrante de la banda delictiva fue muerto y otro resultó herido por lo que fue trasladado a un centro asistencial, este último fue identificado como Zelaya Denis Esquivel.

El tiroteo entre agentes policiales y supuestos narcotraficantes ocurrió en Capitán Bado, departamento de Amambay, a menos de 100 metros de la línea fronteriza con el Brasil, este viernes.

El operativo fue realizado tras un trabajo de inteligencia de alrededor de seis meses. El Viceministro de Seguridad Interna, Hugo Sosa Pasmor, relató que “Liko’i” lideraba una estructura narco relacionada con el Comando Vermelho, y operaba en la zona de frontera entre Paraguay y Brasil.

El operativo fue encabezado por los comisarios Francisco Resquín y Nimio Cardozo, y por los fiscales Hugo Volpe y Marcelo Pecci, con un grupo comando de la Policía Nacional.

Cuando los agentes de seguridad llegaron al sitio fueron recibidos a balazos por los narcos, quienes intentaron huir del sitio. Al menos nueve personas estaban en el lugar y seis serían las demoradas. Al buscar darse a la fuga dispararon contra los integrantes de las fuerzas de seguridad.

Sin embargo, fueron repelidos a tiros y, finalmente, uno cayó muerto tras recibir impactos de proyectiles de fuego, mientras que otro fue herido. Este último fue derivado a un centro asistencial, vía aérea, hasta un centro asistencia de Santa Rosa del Aguaray, San Pedro.

Armas AK47

Las dos sujetos aparentemente contaban con armas de fuego similar al AK47 de calibre 7,62 x 39 que fueron incautadas para su posterior análisis.

Asimismo, los intervinientes confiscaron dos vehículos, uno de ellos es una camioneta de la marca Nissan, modelo Xterra de color gris, en cuyo interior fueron encontradas bolsas de marihuana picada, balanza de precisión, documentos, chapas pertenecientes a vehículos automotores y el otro rodado, es una camioneta de la marca Fiat, modelo Strada, cabina simple, color rojo, sin chapa.

En el operativo, fueron destruidos 11 campamentos de marihuana e incineraron 2800 kilos de marihuana picada, distribuidos en 140 bolsas. Igualmente fueron incautadas 4 prensas y 18 gatos hidráulicos.

Este procedimiento fue acompañado por el personal del Grupo Policial de Investigación de la Policía Federal del Brasil, dando cobertura en la línea internacional.