El defensor del Pueblo, Miguel Godoy, presentó un recurso de amparo ante el Poder Judicial para que las empresas MUV y Uber tengan garantías laborales, según establece la ley. Aseguró que poner trabas al trabajo de ambas compañías es totalmente ilegal, ya que quien decide finalmente en que se va a transportar es el usuario.

Alegó que no pueden estar rodeados ni ultrajados en sus derechos constitucionales al trabajo. Asimismo, aclaró que este recurso de amparo lo hizo por iniciativa propia, teniendo en cuenta el problema que se generó, el cual agrede la libertad de las personas y su derecho al trabajo.

“No se puede amenazar con tirar bombas a medios de comunicación. Hay que frenar estas exposiciones de prepotencia colectiva”, refirió el defensor del Pueblo.

Explicó que en el amparo establece el derecho constitucional al trabajo y sugiere que cualquier disposición en contra del mismo, ya sea por parte de las autoridades o del propio gremio de taxistas, sería descifrado como desacato.

“Buscamos que la Policía tenga una herramienta jurídica a los efectos de impedir cualquier atropello a la libertad del trabajo. Además de impedir normas administrativas de municipalidades u otras jurisdicciones que pretendan prohibir este trabajo", manifestó.

Finalmente, indicó que tiene pruebas, las cuales irá agregando a la causa. Como la ocasión en que taxistas agredieron a los conductores de MUV y UBER, en la zona de la Terminal de Asunción.