• POR RONALD MENDIETA
  • ESPECIAL

Un grupo de 10 personas con uniforme militar y fuertemente armados fingieron un robo para poder despistar el verdadero objetivo que sería matar a un hombre conocido como “Bunda”, quien estaría supuestamente involucrado en el negocio ilícito de frontera y trabajando fuertemente en la zona de Canindeyú en sociedad de una persona con el alias de “Alemán”.

Los hombres llegaron en una camioneta. Al descender comenzaron a disparar e ingresaron al local M y M, propiedad de Manuel Palacios, un mini mercado ubicado en la colonia San Juan Primera Línea, a varios kilómetros de la ciudad de Puente Kyjha.

Según vecinos, Palacios sería concuñado de “Bunda” y del negocio se alzaron con la suma de 600.000 guaraníes. Luego ingresaron a la vivienda contigua -que pertenece a Ederson Schtz- de ahí se llevaron la suma de 13.000 reales y un revólver calibre 38. Finalmente ingresaron en una tercera casa vecina, propiedad de Nicanor Duarte, de donde se llevaron un aparato celular.

En la refriega acabó muerto uno de los atacantes. FOTO GENTILEZA.
En la refriega acabó muerto uno de los atacantes. FOTO GENTILEZA.

Vecinos del lugar afirman que los malvivientes ingresaron en tres viviendas en busca de su víctima ya que se escuchó a uno de ellos decir “Pe topa ha pe jukáke chupe”.

En el lugar falleció un miembro de la banda criminal al recibir un disparo presumiblemente de escopeta.

La camioneta utilizada por estos hombres uniformados de militar fue encontrada en llamas en la ciudad de Katueté.