Richard “La Pantera” Moray abandonó la penitenciaría de Tacumbú esta tarde luego que una jueza le Sandra Silveira le haya concedido libertad condicional, esta mañana. El ahora exinterno ganó el título sudamericano de boxeo tras vencer al brasileño Carlos “Caolho” Santos Jesús, el viernes pasado. El hombre de 31 años no dudó en retirarse del penal con el cinturón de campeón e incluso lo exhibió con los brazos en alto ante quienes lo aguardaban.

Moray se detuvo tan solo un instante para hablar con la prensa frente a la penitenciaría de Tacumbú antes de dirigirse al área de Judiciales, a dos cuadras de la cárcel a realizar los últimos trámites antes de dirigirse a un albergue pospenitenciario debido a que su vivienda se encuentra inundada. “Ya se darán que estoy más que feliz. Me espera mucho trabajo”, expresó con una gran sonrisa antes de subir al vehículo de su abogada.

Moray fue beneficiado con libertad condicional luego de estar preso durante 6 años, 8 meses de los 7 años que fue condenado por robo agravado. “La Pantera” deberá realizar servicio comunitario como instructor de boxeo a los reclusos en la penitenciaría, comparecer ante un juzgado una vez al mes y no salir a la calle luego de las 00:00.

“Muy agradecido con la jueza y la gente que apostó al ‘sí se puede’. Esto es mérito de Dios. Muchas gracias a la gente que pudo confiar en mi cambio. De acá en adelante viene un trabajo un poco grande para la gente que está en la misma situación que yo. Ojalá pueda ser un ejemplo. Todos tenemos el mismo valor ante Dios para levantarse, ser fuerte y seguir adelante”, expresó.

La historia de Richard será difundida, a través de un documental titulado “Dentro de las cárceles más duras del mundo”a través de Netflix, que narrará la vida del boxeador en el penal de Tacumbú. Moray señaló que ya tiene desafíos que enfrentar en el ringo y que además trabajará en base a las peleas.