Por Roque Martínez (roque.martinez@gruponacion.com.py)

El entrenador de Richard “La Pantera” Moray buscaba que su pupilo camine más en el cuadrilátero ante su rival Carlos “Caolho” Santos Jesús, pero el paraguayo no se guardó nada y tras un cross en la cabeza del brasileño resolvió el pleito en poco más de dos minutos del primer de los 12 rounds. “Me preocupé por Richard porque fue muy fuerte en la pelea y eso es peligroso para un combate. En el boxeo solamente necesitás una mano, 10 segundos y no te levantás más”, afirmó el coach, Fabio “Potrillo” Romero, en contacto con La Nación.

Tan solo algunos compañeros de celda de Moray fueron testigos de una gran noche de boxeo en el Pabellón La Esperanza de la Penitenciaría Nacional de Tacumbú donde “La Pantera” se convirtió en campeón del Sudamericano de Boxeo peso welter junior. La historia de Richard será difundida, a través de un documental titulado “Dentro de las cárceles más duras del mundo”a través de Netflix, que narrará la vida del boxeador en el penal de Tacumbú.

"La Pantera" y "Caolho" animaron la fría noche en el Pabellón Esperanza. Foto: Fernando Riveros

La idea durante el primer round era que Moray salga a los costados y pueda controlar a Santos, un boxeador más experimentado, que ya peleó por un título mundial. Sin embargo, “La Pantera” observó una oportunidad, no quiso esperar y tiró un fulminante golpe que tumbó a “Caolho”. La cruda adrenalina de los seis años que lleva preso sintió su oponente y definió la pelea en el primer round.

El mayor premio, la familia reunida

“El cinturón que gané no se compara con haber reunido a la familia después de mucho tiempo, que es lo que uno creyó haber perdido. Siempre dije que no tengo la virtud de la paciencia. Ese defecto por lo menos traté de usar en el deporte. Tuve que tener mucha paciencia para llegar hasta acá, poder reunir a mi familia y ser campeón”, afirmó Moray, tras recibir el cinturón dorado.

Un cross con la izquierda fue suficiente para tumbar a su rival. Foto: Fernando Riveros
Un cross con la izquierda fue suficiente para tumbar a su rival. Foto: Fernando Riveros

El combate fue organizado por el Ministerio de Justicia, la Asociación de Boxeo-Paraguay y la Associação Nacional e Internacional de Boxe-Brasil. Además fue reconocido por cuatro organismos internacionales de boxeo. El próximo paso de Richard es cumplir los tres meses que le restan cumplir con su condena de 7 años por robo agravado y luego unificar su título con otras organizaciones.

Richard tiene 6 peleas profesionales en su carrera, tres peleas perdidas, dos ganadas y un empate. Mientras que Carlos tiene 22 combates en su carrera, 11 ganadas y 11 perdidas. Una entidad brasileña y otra paraguaya avalan el título sudamericano de boxeo obtenido por Moray, anoche. “Paraguay quedó en la historia porque nunca se realizó un título de esta envergadura en ninguna penitenciaría del mundo”, expresó Romero.

Derechazo que conectó el boxeador paraguayo. Foto: Fernando Riveros
Derechazo que conectó el boxeador paraguayo. Foto: Fernando Riveros

Luego de la pelea Richard se tomó una foto con cada persona que se acercaba a solicitarle la selfie correspondiente. Contento y feliz por el logro alcanzado tras meses de preparación física y mental. Sin embargo, Richard solo quería acercarse a sus hijas Uma y Micaela, que le aguardaban abajo para intercambiar un abrazo. “Estamos muy emocionados, ya sabíamos que iba a ganar por eso vinimos a ver su pelea. Estamos sus tíos, su hermano, su papá, su cuñada y sus hijas”, dijo Valentina Moray.

Moray fue formado en el formado en el mundo pugilístico con su papá, quien lo acompañó en la preparación para esta pelea, la más importante de su vida. "Estoy conforme y contento porque ha trabajado muy duro. Lo que pasó fue producto de un trabajo que venía haciendo con una mentalidad fuertísima. Esta pelea no podía perder por nada del mundo”, explicó Nicasio Moray, padre de Richard.

De vuelta a la celda

Julio Javier Ríos, el titular del Ministerio de Justicia, tuvo solo palabras de elogio para Moray. Prometió que cuando esté libre continuará trabajando para que continúe practicando boxeo. “Este es el ejemplo que en una penitenciaría con la infraestructura, sin superpoblación y trabajando con los condenados se pueden lograr estas cosas”, comentó Ríos.

Richard Moray, logró el título del Sudamericano de Boxeo. Foto: Fernando Riveros
Richard Moray, logró el título del Sudamericano de Boxeo. Foto: Fernando Riveros

Una vez que las luces de las cámaras se apagaron, se desarmó el cuadrilátero, los invitados y organizadores se retiraron, Richard volvió a su celda en el Pabellón D del penal de Tacumbú para reposar con la alegría de haber conseguido la victoria, pero su mayor felicidad fue haber regalado a su familia un motivo para que sientan orgullo de él.

“Lujos, drogas, nada me hizo más feliz que este momento. Todos tenemos el mismo valor. Este lugar no es para cualquiera, no es deseable para nadie. De este lugar uno no sale siendo el mismo, sale o mejor o peor. Traten de inclinarse hacia lo mejor. Gracias a Dios que me dio la hoja y el lápiz para empezar a escribir una nueva historia, con fea letra, pero estoy escribiendo una nueva historia en mi vida”, contó un emocionado Richard.

#EnVivo Campeonato Sudamericano de Boxeo

Posted by Marito Abdo on Friday, July 5, 2019