“Los vamos a echar. Vamos a echar a todos que tengan causas pendientes en el Brasil”, dijo el Ministro del Interior Juan Ernesto Villamayor. Sus declaraciones guardan relación con lo acontecido en las cárceles de San Pedro y Tacumbú.

Integrantes del grupo criminal PCC y del clan Rotela, que lidera la red de microtráfico en el país, derivaron en motines que dejaron fallecidos, varios heridos y algunos traslados a otras prisiones.

La seguridad en las penitenciarías es responsabilidad del Ministerio de Justicia, según aclaró Villamayor. Sin embargo, señaló que tanto el Ministerio del Interior como la Policía Nacional cooperarán para realizar los trámites pertinentes. El objetivo es acelerar la extradición de los internos brasileños que tengan cuentas pendientes con la justicia su país de origen.