Para fines de este mes están previstas las primeras acciones en campo para la construcción del Puente de la Integración entre Paraguay y Brasil, sobre el río Paraná. Se trata de la instalación de equipos y maquinarias, y la habilitación de canteras y oficinas en la zona primaria de la futura pasarela internacional.

La información se desprende de una reunión mantenida el miércoles entre directivos de ITAIPU y el gobernador del Estado de Paraná, Carlos Ratinho Massa Junior, en Foz de Yguazú.

Durante el encuentro fueron delineadas las acciones entre el Gobierno del Estado y la Binacional, de modo a ultimar para la construcción del puente entre Presidente Franco y Foz de Yguazú, que tendrán un costo de USD 83 millones. Las obras complementarias, que incluyen accesos y reconversión vial de la zona en el lado paraguayo, prevén un desembolso de USD 35 millones por parte ITAIPU.

Se estima que todos estos proyectos e inversiones permitirán la generación de unos 1.000 puestos de trabajo en territorio paraguayo.

El Puente de la Integración permitirá descongestionar la única vía que hasta ahora une ambas naciones, desde hace más de 50 años, el Puente de la Amistad, entre Foz y la capital del Alto Paraná, y por el que circulan unos 39.000 vehículos diarios.

Hasta la fecha, el consorcio Construbase-Cidade-Paulitec, responsable de la construcción del Puente de la Integración, recibió más de 10.000 currículums para la contratación de operarios. Ese número incluye postulantes paraguayos y brasileños.

La expectativa es que el puente mejore todo el sistema del tránsito vehicular de la región y garantice la seguridad para conductores y peatones, en ambos países.

Los presidentes de Paraguay y Brasil, Mario Abdo Benítez y Jair Bolsonaro, colocaron el pasado 10 de mayo la piedra fundamental que marcó el inicio oficial de la obra de integración regional que se concreta luego de 30 años de haberse proyectado, mediante el aporte financiero de ITAIPU. El plazo de ejecución es de 35 meses.