Solo cuando nos toca de cerca situaciones difíciles, los seres humanos tendemos a buscar ciertos momentos o simplemente hacer cosas que nos haga sentir bien. Rocío Cáceres propietaria del Centro de Belleza Quimera, comprendió bastante acerca de esta necesidad. Ella, junto a su hermana Ilusión, también dueña del local, se dieron cuenta de lo mucho que se podía hacer con tan poco.

Situaciones que les llegó muy de cerca, inspiró a ambas a ayudar a las mujeres que padecen de cáncer, por lo que creyeron firmemente que sería muy lindo que ellas aprendieran a maquillarse. De esta forma iniciaron un curso totalmente gratuito, bajo el lema “mujeres bellas contra el cáncer”.

Durante una entrevista para el programa Tribuna, Rocío rememoró que la idea de apoyar a estas mujeres que padecen de cáncer, nació gracias a una cliente de nombre Jennifer, de 23 años, que sufría la enfermedad y que a menudo frecuentaba el centro de belleza para maquillarse.

Además, recordó que pasaron una situación similar en su familia, con una tía que tenía la enfermedad, pero que sin embargo puedo vencerla.

“Lo que fuimos notando en Jennifer, que siempre iba a Quimera para ponerse linda, a maquillarse, nosotras conscientes de que pasaba por ese tratamiento, nos decía que pasar por esa situación, poder mirarse al espejo y verse linda, le ayudaba”, relató.

Rocío aseguró que es bastante importante para la mujer sentirse bien, sentirse linda, porque con los tratamientos, perder el cabello, la ceja, someterse a tantas cosas, dentro de lo que le podes ayudar, ese 1% es muy importante para la mujer.

Recordó que cuando convocaron al taller, obtuvieron muy buena respuesta de las mujeres y que tanto fue el éxito que tuvieron que abrir 3 talleres. Inicialmente sería solo uno taller que se iniciaba un 5 de marzo en el mes de la mujer, donde hablaron sobre cuidado de la piel, teniendo en cuenta que las mujeres que pasan por ese tratamiento la piel tiende a tener otro efecto con productos normales, sin alcohol, el maquillaje, el colocarse las pestañas, entre otras cosas.

Destacó que ya se encuentran preparando otros talleres para el mes de octubre, en que se recuerda el mes de la lucha contra el cáncer.

“Todas llegaron sin saber, con muchas dudas, pero fue lindo realmente, tres turnos de 30 personas, dos horas cada turno, realmente fue algo muy lindo, donde vos aparte de darle esas herramientas a las mujeres que pasan por eso, terminas aprendiendo más de ellas”, expresó.

Finalmente habló sobre la clienta que les inspiro a emprender estos talleres gratuitos y mencionó que Jennifer, les comentaba que el motor principal de arrancar todos los días, ya que pasaba por un tratamiento fuerte, era su hijo por quien tenía que seguir adelante y el verse linda ante el espejo, su autoestima intacta le ayudaba a seguir, y se repetía que esto no le va a ganar.