La fiscal Nathalia Acevedo brindó una conferencia de prensa en la sede central de la Fiscalía General con respecto a denuncias realizadas por José Luis Chilavert, quien habría sido amenazado vía WhatsApp por parte de Fernando Martínez Vela, en el marco de la denuncia por trata de personas donde fue víctima su hermano Rolando Chilavert y su hijo.

Según la denuncia inicial por presuntamente haberlo llevado bajo engaño a Ucrania con una supuesta oferta laboral y para luego privarlo de su libertad.

En el audio se puede escuchar a Martínez Vela pronunciar palabras de amedrentamiento, tanto a la víctima y como a sus familiares.

Además, en los audios el hombre aseguró tener una sentencia ya asegurada a su favor y que los actos realizados por la familia Chilavert ni de la agente fiscal Natalia Acevedo no servirán de nada, ya que está todo pactado para que se pueda dar la impunidad del caso entre el gobierno y la justicia de ese país y que también acudirán a los rusos.

En otra grabación señalan que tienen forma de hacer que Rolando Chilavert y su hijo vuelvan a ese país con la ayuda de los rusos, sin dar explicación de que forma lo harían y para qué lo harían, pero como una forma de amedrentamiento, dando a entender que podría hacer que retorne a ese país.

‘‘Según los informes que manejamos dentro de la carpeta fiscal, Martínez Vela no ha ingresado al Paraguay. Sin embargo, estos audios amenazantes llegaron al WhatsApp de José Luis Chilavert’, hermano del señor Rolando y tío de Iván que son las víctimas", afirmó la fiscal Nathalia Acevedo.

El exarquero de la selección nacional agradeció la intervención de la Fiscalía en el caso. “Desde ayer a las 21:36 estoy recibiendo amenazas de muerte de Fernando Martínez Vela, no lo conozco, nunca en mi vida, nunca lo tuve enfrente y no tenemos miedo. Le digo que los paraguayos no tenemos miedo”.

Antecedentes

Marciano Rolando Chilavert y su hijo Iván, hermano y sobrino respectivamente de José Luis Chilavert, denunciaron en enero, que en la ciudad de Odessa, Ucrania, fueron víctimas de un grupo de delincuentes al que calificaron como una banda mafiosa de extorsionadores de dicho país.

Según la denuncia llegaron a Europa al Club Inter Odessa con la idea de dirigir un equipo de fútbol luego de un ofrecimiento de 2 millones de dólares por su trabajo. En tanto, Iván habría acompañado a su padre para brindarle seguridad. De acuerdo al relato de padre e hijo, el empresario español, Fernando Martínez Vela, fue quien los recibió en el aeropuerto de la ciudad de Odessa acompañado por un guardaespaldas iraní.

Las presuntas víctimas manifestaron que no sabían dónde exactamente iban hasta que el supuesto dirigente, Martínez Vela, les comenta que se reunirían para negociar y firmar el acuerdo con una persona a la que sólo se le llama “El General”, quien manejaba la ciudad de Odessa.

Posteriormente, Rolando Chilavert, expresó que Martínez Vela fue a buscarles hasta llevarles hasta un bar privado donde se encontraba ‘El General’ junto a guardaespaldas armados. Allí ambos habrían sido forzados a ingerir bebidas alcohólicas y humillados bajo constantes amenazas.

En ese momento, fueron filmados mientras eran obligados a bajarse el pantalón. Luego, presuntamente siguieron bajo la custodia de Martínez Vela, entre amenazas de muertes e insultos.

Tras la fatídica noche, ambos manifestaron que fueron robados, despertaron en un charco de orina, sin pasaporte, sin dinero y sin sus pertenencias. Finalmente, lograron comunicarse con sus familiares en Paraguay, que a su vez lograron contactar con autoridades diplomáticas paraguayas en Europa, quienes finalmente les ayudaron a escapar del edificio donde estaban atrapados y vigilados.