El comisario Cristino Aranda finalmente fue apartado del cargo de director departamental de la Policía en el Departamento de San Pedro, este viernes, luego de la detención de un grupo de uniformados que pertenecen al Departamento de Inteligencia, quienes se encontraban en custodia de una carga de más de 300 kilos de cocaína

El alto Jefe policial, se desempeñaba como director departamental de la Policía en San Pedro, y tras este lamentable episodio que una vez más puso en tela de juicio la profesionalidad y honestidad de los uniformados, quedó a disposición de la Comandancia de la Policía Nacional.

En su reemplazo fue designado el comisario Víctor Eduardo Balbuena, de acuerdo a mencionado por María Elena Andrada, jefa del Departamento de Relaciones Públicas de la institución policial.

En su descargo, el comisario Aranda manifestó al comandante de la Policía Nacional, Walter Vázquez, que los uniformados debía realizar tareas de inteligencia en una zona determinada.

Sin embargo lejos de realizar dicha tarea, los uniformados se encontraban custodiando el cargamento que debía ser trasladado en una avioneta.

El Jefe policial aclaró que no tenía ninguna información sobre el mencionado procedimiento, por lo que puso en tela de juicio la veracidad de lo manifestado por el comisario Aranda.