Cada 3 de mayo se conmemora el Kurusu Ára y la familia Antar mantiene la tradición desde hace más de 80 años.

La casa de la familia Antar, ubicada a una cuadra del Hospital de Traumas, sobre Teodoro Mongelós esquina Rodó, es sede de una tradición familiar. Ellos preparan cada año hace más de 80 años, su pesebre decorado con chipas, como dice la tradición.

“El 1 de mayo empezamos a armar el pesebre, el 2 hacemos la chipa y el 3 empezamos temprano a la mañana a atar las chipas porque tenemos más de 3000 para poner en el pesebre y los rosarios están hechos de maní y caramelos. Tenemos 1300 rosarios hechos, eso sí tiene un trabajo muy minucioso. Solíamos empezar 1 mes antes pero este año la semana santa nos dio 15 días nomas”, empezó contando Jorge Antar, quien manifestó que es una tradición que esperan que continúe por varias generaciones más.

Invitaron para que las personas vayan a visitar el lugar y participar de la tradición. “Esto está para el público. A las 20:00 tenemos la celebración eucarística y después se reparte el cocido con la chipita y el rosario y la chipa”, adelantó Jorge.

Jorge Antar, su familia realiza hace más de 80 años la tradición del pesebre y las chipas. Foto: Angélica Giménez 970 AM.

Acerca de la fecha

El Kurusu Ára (día de la Cruz), es una antigua tradición católica que se celebra cada 3 mayo en nuestro país. Para este día se preparan altares o nichos naturales de ka’avove’i y palma decorados con chipa y maní.

El historiador Fabián Chamorro utilizó sus redes sociales para recordar la fecha y explicar de qué se trata. “El 3 de mayo se celebra el Día de la Cruz (Kurusú Ára), tradición posterior a la pascua que en nuestro país se celebra con chipa, cruces y un nicho de tacuara. Se coloca una cruz en el medio de un nicho hecho con tacuara, cubierto con hojas de palma y laurel. En este nicho se cuelgan chipas de todo tipo, junto a cruces pequeñas y rosarios. Toda esa estructura recibe el nombre de “kurusú jegua” (cruz engalanada)”, mencionó.

Para este día se preparan altares o nichos naturales de ka'avove'i y palma decorados con chipa y maní. Foto: Angélica Giménez 970 AM.

Así también recordó que el Kurusú Ára era un día para visitar los cementerios y rezar por los difuntos. “La conmemoración tiene su origen en una antigua tradición cristiana que data de la época romana. La leyenda cuenta que Constantino (emperador de Roma) envió a su madre, Elena, a Jerusalén a buscar la cruz de Jesucristo. Elena logró hallar la cruz el 3 de mayo de 324, de ahí la fecha de celebración”, explicó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar