El consorcio encargado de la construcción de la Costanera y Playa de Salto del Guairá anunció la ampliación de su dotación de personal para cumplir con el nuevo cronograma de terminación de las obras, que se adelanta casi un año mediante el apoyo financiero adicional comprometido por ITAIPU.

Actualmente, unas 300 personas trabajan en el proyecto costero que se despliega a orillas del Paraná y del Río Piratiy. Con el nuevo escenario, el objetivo es llegar a 500 trabajadores, informó José Luis Heisecke, de la constructora Heisecke, que integra el Consorcio Piratiy junto con la empresa Construpar S.A. “Estamos dando mano de obra a la gente local y también generamos movimiento a la economía regional”, resaltó el empresario.

Unos 200 obreros serán contratados para completar un total de 500, quienes se encargarán de terminar la obra. Foto: MOPC
Unos 200 obreros serán contratados para completar un total de 500, quienes se encargarán de terminar la obra. Foto: MOPC

Heisecke evaluó la importancia de los Gs. 28.000 millones adicionales que comprometió el Gobierno Nacional, a través de la Dirección General Paraguaya de la Binacional, a favor del proyecto. “El empuje que da ITAIPU es indudablemente importante, no precisamente para la empresa constructora, sino para el pueblo, para la ciudad de Salto del Guairá”, señaló.

El proyecto contempla la construcción de 1.500 metros de Avenida Costanera, bicisenda, un puente sobre el Piratiy y la playa más grande del país, con una dimensión de 30 hectáreas. La fecha de entrega es diciembre de 2020, en vez de agosto de 2021, fijada en principio.

“Además de ser la mayor playa del Paraguay, esta presenta la particularidad de incorporar un área de biomasa de 3 hectáreas, en la cual se van a cuidar la fauna y la flora del lugar”, destacó Heisecke.

“La idea es que la ciudad de Salto del Guairá sea un polo de atracción, no solamente para la parte comercial, sino también para el turismo. La gente del Brasil viene aquí a hacer compras, pero además de eso, con la playa, la ciudad va a ser un polo turístico”, auguró.

Entusiasma a la población

Nilda Areco, pobladora de Salto del Guairá, expresó que la obra traerá bonanza para todos y una nueva fisonomía a la ciudad fronteriza. “Con este trabajo, Salto del Guairá tendrá más turistas, porque hasta ahora la ciudad no tiene fábricas”, indicó. “Habrá más empleo y más opciones para que la gente venga a conocer Salto, porque es una ciudad limpia y segura. Esperamos que la gente venga a conocer el sitio”, invitó.

Por su parte, Oscar Arredondo, director del Colegio Nacional Manuel Ortiz Guerrero, dijo que el proyecto es la concreción del anhelo de muchos años y un cambio en el enfoque de la educación. “Ante este acontecimiento tan importante, tenemos que cambiar la perspectiva educacional; un ejemplo, se debería pensar en la apertura de bachillerato técnico en turismo, mirando a futuro, de que va a venir gente de todo el mundo y hay que estar preparado”, sostuvo.

El apoyo adicional de ITAIPU se concretó mediante el convenio firmado el pasado viernes entre el director general paraguayo José Alberto Alderete y las autoridades locales, con presencia del presidente de la República, Mario Abdo Benítez.