La Secretaria de Emergencia Nacional (SEN), ya declaró en situación de emergencia a Asunción y 6 departamentos del país, por las inundaciones que afectan a varias familias.

El Ministerio de Salud, informó que hasta el momento se efectuaron 3605 atenciones médicas a los afectados en los departamentos de Central, Concepción, San Pedro, Presidente Hayes y Capital, según lo reportado por la Dirección del Centro Nacional de Información Epidemiológica y Vigilancia de la Salud.

La doctora Esther Pedrozo, técnica de la dirección, expresó que se están llevando a cabo evaluaciones de las condiciones sanitarias de los albergues y la realización de censo a las familias.

“Las atenciones médicas se realizan en las unidades de salud de la familia con actividades extramurales. En el distrito de Nanawa, en Presidente Hayes, instalamos una carpa sanitaria desde donde se está brindando atención permanente a los damnificados”, indicó.

Foto: Lorenzo Agüero.
Foto: Lorenzo Agüero.

Agregó que se está administrando la dosis antigripal a los grupos de riego. “En albergues de Asunción se distribuyeron unas 400 dosis de vacunas antigripales para la franja pediátrica”.

Informó que las enfermedades más frecuentes son las infecciones respiratorias agudas en un 26%, hipertensión en 22% de los afectados, enfermedad tipo influenza un 16% y lesiones en piel, también 16%.

“Se registraron 4 fallecidos, de los cuales 3 se identificaron en poblaciones aisladas, 2 de ellos por muerte súbita, 1 por ahogamiento y una muerte materna. Hasta la fecha no se reportan brotes de enfermedades, se efectuaron 14 derivaciones: 3 por vía fluvial y 11 traslados aeromédicos”, puntualizó.

Arzobispado se solidariza con damnificados

La Pastoral Social Arquidiocesana, decidió emprender una campaña solidaria de recolección de ropas abrigadas, frazadas y colchones para asistir a los damnificados.

“En vista al crudo invierno que se aproxima, la Pastoral Social Arquidiocesana emprende una campaña solidaria de recolección de ropas abrigadas, ponchos, frazadas, colchones, de buena calidad, para asistir a nuestros hermanos damnificados especialmente a los más vulnerables: niños, enfermos y adultos mayores que viven en los campamentos”, expresa parte del comunicado emitido por el Arzobispado.

Foto: Gentileza.
Foto: Gentileza.

Pide a la ciudadanía en general mirar el rostro de tantos niños, personas enfermas y de la tercera edad que están sufriendo en precarios albergues, muchos de ellos en condiciones infrahumanas. “Pero por sobre todos las cosas por el rechazo de cierto sector de la sociedad”, puntualiza.

“En esta Semana Santa, en la que celebramos los acontecimientos más importante de nuestra fe, instamos a las parroquias, comunidades educativas y fieles en general a ser partes de esta campaña a través de gestos concretos de solidaridad, con los hermanos que nos muestran el rostro de Cristo sufriendo”, concluye.

El 5 de abril pasado, el Ministerio de Salud declaró alerta sanitaria en zonas afectadas por condiciones climáticas e inundaciones. Se estableció la conformación de una comisión institucional.