Representantes de la sociedad civil procedentes de 26 países de América Latina y el Caribe se encuentran este lunes y mañana martes en Asunción, para celebrar la Reunión Anual del Grupo BID con la sociedad civil.

La sesión de apertura contó con la participación de María Florencia Attademo-Hirt, Representante del Grupo BID en Paraguay, y de Humberto Colmán, Viceministro de Economía de Paraguay y Gobernador Alterno del Grupo BID por Paraguay.

La Representante del Grupo BID dio apertura al evento, destacando que los cambios tecnológicos automatizan más los empleos y afectan ocupaciones de mediana calificación, además de ejercer presión sobre la educación y sobre las políticas del mercado laboral y de la seguridad social.

“Será necesario que la región de América Latina y el Caribe invierta más en conocimiento, en tecnología y en formación de competencias para afrontar nuevos mercados, tareas y profesiones del futuro”, resaltó.

Attademo-Hirt dijo, por otra parte, que la demanda actual de capacitación no es sólo en habilidades digitales y técnicas, sino también en habilidades socioemocionales y cognitivas, por lo que se debe preparar al ciudadano de la región para afrontar una realidad distina.

Finalmente, la Representante del Grupo BID especificó tres ángulos para abordar el futuro del trabajo: el de la población latinoamericana y caribeña que envejece; el de un trabajo más inclusivo para personas con capacidades diferentes, y el ángulo de una región con avances positivos en políticas de género que cambien el mercado laboral del futuro para siempre.

En su intervención, el Viceministro de Economía Humberto Colmán dijo que, en Paraguay, más del 60% de la mano de obra ocupada no cotiza al sistema de seguridad social, y el 35% del gasto de protección social corresponde a las pensiones no contributivas para adultos mayores.

Citó además un reporte de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre las competencias para el trabajo, en el que el 60% de los 500 ejecutivos entrevistados indicó que los graduados no cuentan con la preparación requerida.

“Además, un informe del BID dice que en Paraguay el 64% de los empleos actuales corre alto riesgo con la automatización y la cuarta revolución industrial”, remarcó.

El funcionario expresó que, desde el Ministerio de Hacienda, se trabaja para un nuevo pacto fiscal para el desarrollo que reoriente el gasto público, pero también en un esquema de incentivos tributarios hacia programas de formación de empleo para jóvenes y para la primera infancia.

Las tendencias del futuro del trabajo en la región es el tema central del encuentro. Expertos del Grupo BID destacaron que el futuro del trabajo estará marcado por dos grandes tendencias: el tsunami tecnológico y el envejecimiento de la población.

Aunque existe el mito de que vivimos en una región joven, la realidad es que la fuerza laboral de América Latina y el Caribe está envejeciendo más rápido que el resto del mundo.

En 2050, 1 de cada 5 personas en nuestra región será mayor de 65 años. Al igual que el resto de la región, Paraguay tendrá la necesidad creciente de cambiar el paradigma y preparar a un nuevo tipo de fuerza laboral que va a vivir más años y que necesitará capacitarse varias veces a lo largo de su vida.

Durante el foro, también se presentó la nueva Estrategia de Relacionamiento Grupo BID-Sociedad Civil, la cual aborda la visión del Grupo BID sobre la participación ciudadana.

Este encuentro regional se lleva a cabo anualmente para mantener una relación constante con las organizaciones de la sociedad civil a nivel internacional y abordar temas candentes del desarrollo.