Desde el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura buscan brindar respuesta integral en el sistema penitenciario.

En la mañana de este lunes, comisionados y comisionadas del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNP) se reunieron con el presidente de la república Mario Abdo Benítez y propusieron aunar esfuerzo para hacer frente a la crisis penitenciaria.

Durante la reunión mantenida en Palacio de Gobierno, el MNP expresó su preocupación con relación a la crisis del sistema penitenciario y la urgente necesidad de aunar esfuerzos entre las diferentes instancias del Estado paraguayo para brindar una respuesta integral. En la ocasión, los comisionados y comisionadas Dante Leguizamón (presidente de turno), Lourdes Barboza, José Antonio Galeano, Elizabeth Flores y Soledad Villagra, socializaron con el mandatario los resultados del monitoreo e investigaciones realizados por el MNP que dan cuenta sobre las diferentes problemáticas que deben ser atendidas.

“La propuesta es trabajar de manera coordinada generando espacios de análisis y definición de políticas interinstitucionales para abordar el fondo del problema, resultado de otros aspectos como el abuso de la prisión preventiva, la morosidad judicial, carencia de políticas preventivas con relación a la comisión de delitos, entre otros”, mencionó el comisionado Leguizamón.

Comisionados y comisionadas del MNP se reunieron con el presidente de la república Mario Abdo y propusieron aunar esfuerzo para hacer frente a la crisis penitenciaria. Foto: Christian Meza. Foto: Christian Meza.
Comisionados y comisionadas del MNP se reunieron con el presidente de la república Mario Abdo y propusieron aunar esfuerzo para hacer frente a la crisis penitenciaria. Foto: Christian Meza. Foto: Christian Meza.

Para el MNP la situación de emergencia penitenciaria se arrastra desde hace varios años por lo que su abordaje requiere mirar más allá de la construcción de nuevas cárceles como respuesta inmediata: “Esto no depende sólo del poder Ejecutivo sino de una acción interinstitucional donde los actores políticos de los poderes del Estado intervengan”, indicó.

Cifras

En cuanto a la población penitenciaria en Paraguay, señalaron que se cuadruplicó en los últimos 8 años. En 2018, aumentó en 949 personas y en lo que va del año 2019, en 855 personas. Aproximadamente el número de personas privadas de libertad crece en 1280 personas en promedio, anualmente.

Las principales preocupaciones son los problemas estructurales del sistema que se profundizan (falta de acceso al agua potable, a la salud, a alojamiento adecuado, a la educación y al trabajo), la corrupción dentro del sistema y la emergencia de grupos criminales.

El MNP fue creado por la Ley 4288/2011, conforme al mandato del Protocolo Facultativo a la Convención contra la Tortura, para prevenir prácticas de tortura y proteger a las personas privadas de su libertad o en situación de encierro que pudieran sufrir tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.