Un cateo sorpresa en la cárcel regional del segundo departamento permitió abortar un plan de fuga de la cárcel de San Pedro, supuestamente montado por miembros del Primer Comando Capital (PCC) y del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), recluidos en el lugar.

La información que manejaba la Policía era que en el lugar se estaban fabricando explosivos. Sin embargo, el cateo permitió la incautación de armas blancas otros elementos que serían utilizados para el escape.

Los agentes procedieron a la requisa en los distintos pabellones, en busca de algún artefacto electrónico u elementos explosivos, supuestamente preparado por los miembros del PCC y EPP para fuga de presos. Fueron incautados; 7 aparatos celulares de distintas marcas con sus cargadores, 35 armas blanca de distintos modelos y tamaños de fabricación casera y un trozo o pedazo hierro.

“Recibimos información de que en el lugar estaban fabricando explosivos, no pudimos encontrar eso, sin embargo se puede observar una gran cantidad de armas blancas que de todos modos, iban a ser utilizados por los reos, hecho que fue totalmente frustrado”, afirmó el Ministro Juan Ernesto Villamayor.

En el penal regional de San Pedro guardan reclusión varios integrantes del grupo criminal autodenominado EPP, como también integrantes de otras organizaciones criminales vinculadas al narcotráfico.