Durante una reunión con aliados, benefactores y autoridades invitadas, Dequení presentó la primera Comunicación de Involucramiento al Pacto Global (COE), ratificando así su compromiso de colaborar con este movimiento que busca adoptar medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad.

La Memoria presenta el trabajo realizado por la Fundación para el cumplimiento de los Derechos Humanos, los Derechos Laborales, la Transparencia y las Prácticas anticorrupción. La fundación se focaliza en colaborar con el ODS 1 (poner fin a la pobreza), ODS4 (educación e calidad) y ODS 8 (Trabajo decente y desarrollo económico), principalmente.

Desde el 2017, la Fundación viene implementando innovaciones en su estrategia de intervención socio educativa. Esta nueva estrategia se organiza en dos programas claves:

GUATA ÑEPYRU: para la primera infancia, niños y niñas de 1 a 4 años dentro del ámbito educativo no formal y que potencia sus habilidades psicomotrices a través de la estimulación temprana.

ARANDU MBARETE: el programa para niños, niñas y adolescentes de 5 a 17 años tiene como objetivo mejorar la calidad de la educación.

En el año que reporta, destacan 43 proyectos gracias a los cuales 7.750 niñas/os y adolescentes fueron protegidos. El trabajo de la fundación se extendió a 10 localidades y en 27 escuelas públicas del país.

En el programa Guata Ñepyrû, 704 niños y niñas de primera infancia desarrollaron habilidades con estimulación temprana y 775 niños y niñas participaron de espacios de estimulación propiciados por la Fundación.

En el programa Arandu Mbarete un total de 6.899 niñas, niños y adolescentes culminaron el año escolar acompañados por el programa y el 92% fue promovido al siguiente nivel de la EEB. El Proyecto Poravê con Fundación en Alianza llegó hasta 19 escuelas públicas de Arroyos y Esteros, Caaguazú y Villeta.

Una parte de la publicación también rinde cuentas de sus recursos, en lo que destaca que 79% de los ingresos de la institución equivalen a donaciones de personas benefactoras y empresas aliadas del país, y el 21% de fondos internacionales.

Dequení suscribió su adhesión al Pacto Global en Octubre de 2016. Desde entonces participa activamente de las mesas temáticas de derechos laborales y derechos humanos y cada dos años, tiene el compromiso de comunicar públicamente sus avances en el cumplimiento de los 10 principios del Pacto Global.

q��H���)