La agente fiscal de la Unidad Especializada de lucha contra el Narcotráfico, Lorena Ledesma acusó a Mauro Arnaldo Mereles Martínez, Diosmedes Aguilera, Juana Estela Cardozo de Aguilera por el hecho punible de lavado de dinero y asociación criminal.

Los 3 acusados son de nacionalidad paraguaya. Mauro Mereles era contador activo en la organización criminal de Luis Carlos Da Rocha, mientras que Aguilera y Cardozo de Aguilera creaban empresas para el lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

Luis Carlos Da Rocha, líder de una organización criminal que se dedicaba a traficar sustancias estupefacientes, principalmente mediante la adquisición y utilización de diversos medios de transporte desde Colombia, Bolivia y Perú pasando por Venezuela y Paraguay hasta Brasil, desde donde se transportaba hacia países de Europa, Asia y África.

Esto se acreditó con la incautación de 1.500 kilos de cocaína entre ellos 638 kilos que se encontraba dentro de un vehículo, matrícula AZZ 1287. Otra carga de 641 kilos de cocaína hallados en el interior del vehículo OYD 2799 conducido por Douglas Márquez y 169 kilos encontrados en el interior de un local comercial en el estado de Paraná, conforme a un informe fiscal.

El 1 de Julio de 2017 tras un operativo se detuvo a Luis Carlos Da Rocha quien utilizaba varias identidades en el vecino país: Vitor Luis Da Moraes, Luis Henrique Guimaraes y el alias de Cabeza Branca, era el traficante más buscado por la Policía Federal del Brasil y América del Sur por la Interpol.

En dicho procedimiento se realizó la Incautación de 1, 5 toneladas de cocaína joyas, relojes, armas, vehículos, además del secuestro de inmuebles y vehículos relacionados a Da Rocha y a la organización criminal.

Recuperan varios bienes para el Estado

En el caso de Mauro Arnaldo Mereles, la jueza Lici Teresita Sanchez dispuso el cumplimiento de la revocatoria del arresto domiciliario de Mauro Arnaldo Mereles y la detención efectiva del imputado, quien deberá cumplir su medida de prisión preventiva en la penitenciaria Nacional de Tacumbú.

En el marco de esta causa, se dispuso el embargo de 100 propiedades, 187 vehículos que cuentan con orden de secuestro judicial, así como el congelamiento de varias cuentas para recuperación de activos para el Estado paraguayo.

Cabeza Branca era jefe de una organización completamente independiente al Primer Comando Capital (PCC) y otros conocidos. Es el líder de su propia organización que operaba en Paraguay y en el Brasil. El detenido operaba en el país por medio de una fachada agroganadera en la zona Norte, pero es conocido como uno de los líderes de un grupo narco.