Mientras las fuerzas policiales paraguayas ya desbarataron dos células del Comando Vermelho que supuestamente pretendían rescatar al capo narco detenido Marcelo “Piloto” Pinheiro, el proceso de extradición del criminal brasileño aún llevará un tiempo de al menos dos meses.

Esta mañana, personal de élite de la Policía Nacional allanó una vivienda en Presidente Franco donde yacía un arsenal de armas, coche bomba y logró abatir a tres supuestos miembros de una célula del Comando Vermelho. Según información de inteligencia, los mismos pretendían rescatar a “Piloto”, quien se encuentra detenido en la Agrupación Especializada en Asunción.

Hace poco más de dos semanas atrás, el 4 de octubre, fue desactivada por policiales otra célula del Comando Vermelho en el barrio San Vicente de Asunción y fueron incautados armas de guerra, con los que planeaban igualmente ejecutar una suerte de rescate de “Piloto”. La vivienda se encontraba a solamente 5 minutos del lugar de reclusión del brasileño detenido.

Esta mañana de miércoles, el fiscal Manuel Doldán de la Unidad de Asuntos Internacionales del Ministerio Público, explicó que en dos se meses se podría concretar la extradición al Brasil de Marcelo “Piloto” Pinheiro, siempre y cuando la Justicia actúe con celeridad.

En contacto con la 780 AM, el agente fiscal mencionó que en nuestro país, “Piloto” cuenta con una causa abierta de homicidio en la que ya recibió el sobreseimiento definitivo, sin embargo, la resolución judicial aún debe quedar firme. Al respecto, Doldán comentó que ya habló con la jueza Alicia Pedrozo con el objetivo de acelerar los procesos.

Por otra parte, destacó Doldán la celeridad con la que trabaja la Fiscal General del Estado, Sandra Quiñonez, quien se encuentra trabajando con los conductos procesales que hacen a la extradición.

Marcelo Fernando Pinheiro Veiga, más conocido como “Marcelo Piloto”, fue detenido por policías paraguayos en diciembre del 2017 en Encarnación. Primeramente fue recluido en Emboscada, pero ante rumores sobre un supuesto intento de fuga, fue remitido a la Agrupación Especializada en Febrero de este año.

Posee una extensa ficha criminal, que incluye crímenes de homicidio, tráfico y asociación para el tráfico y robos.

El sujeto se encontraba escondido hace años en Paraguay, desde donde enviaba armas, drogas y munición para abastecer a las favelas dominadas por la mayor facción criminal de Río de Janeiro.

Según datos brindados por la policía brasileña, “Piloto” dirigía el tráfico de drogas en las comunidades Mandela I, II y III, en el conjunto de favelas de Manguinhos. En total, ya cuenta con más de 25 años de pena a cumplir.