Ciudad del Este. Agencia Regional.

Ni la lluvia, ni el mayor desorden en medio de raudales, impidieron que en el microcentro comercial de Ciudad del Este se observara hoy un movimiento inusual en medio de meses de crisis en las ventas por falta de los habituales compradores brasileños. Tanto en las galerías como en las casillas y mesitas callejeras había turistas comprando.

Mucha gente con bolsos se observó hoy en el microcentro. FOTO: DOLLY GALEANO.
Mucha gente con bolsos se observó hoy en el microcentro. FOTO: DOLLY GALEANO.

La explicación de comerciantes es que ayer 12 de octubre fue feriado en Brasil. Se recordó el Día del Niño y el día de Nossa Senhora Aparecida (Nuestra Señora de la Aparecida), según la feligresía cristiana. Ese feriado es el que permitió la presencia de muchos turistas en la ciudad, lo que trajo consigo un poco de oxígeno al movimiento comercial de Ciudad del Este.

Ataviados con pilotines muchos y otros mojándose, los turistas fueron vistos en buen número por las calles principales del centro. En los grupos de compradores también se encontraban niños, niñas y adolescentes, lo que según comerciantes indica que los turistas reales son los que cruzaron el Puente de la Amistad y no compradores revendedores.

No solo grandes tiendas se benefician con los turistas sino también las mesitas y casillas en la calle. FOTO: DOLLY GALEANO.
No solo grandes tiendas se benefician con los turistas sino también las mesitas y casillas en la calle. FOTO: DOLLY GALEANO.

De acuerdo a la consulta con comerciantes, desde el jueves empezó a aumentar levemente el flujo de turistas y, “se confirma que los días feriados unidos a los fines de semana permite una mayor presencia de turistas en Ciudad del Este”, según Nathalia Ramírez Chan.

“Esto viene ocurriendo incluso en tiempo de crisis. Cada vez que hay feriado, viene un poco más de compradores que los días normales”, remarca la comerciante. Una caracterización muy utilizada por los empresarios del comercio esteño es que, en los tiempos de crisis, cuando aparecen brasileños y argentinos recorriendo el centro, de cada cuatro personas, una de ellas tiene un bolso, lo que indica haber comprado algo. Sin embargo, en el recorrido de La Nación este mediodía, se observaron a grupos con todos los integrantes portando bolsas con algún objeto comprado.

“Por eso estamos siempre pendientes de los feriados en Brasil porque se mueve un poco de gente, sobre todo en este tiempo de baja venta”, dijo Ramírez Chan.

FOTO: DOLLY GALEANO.
FOTO: DOLLY GALEANO.