Transcurrió más de un año para que el personal de seguridad del Palacio de Justicia, en Encarnación, se percatara que la estatua de Astrea había sido objeto de vandalismo.

Desconocidos la despojaron de la conocida balanza y espada que caracterizan a la Dama de la Justicia.

La información fue divulgada inicialmente en la víspera por el medio Itapúa en Noticias, desde donde se mencionó a una presunta funcionaria de la citada jurisdicción del Poder Judicial – Marisol Ferreira – quien “explicó que no se percataron del hurto hasta que fueron alertados por una persona.”

El reporte ahonda sobre el llamativo hecho señalando que se llevó un “arduo trabajo” revisando las filmaciones del CCTV de la citada sede judicial y que esta labor permitió detectar que, “una noche del año 2017”, un grupo bajó de un automóvil y procedió a perpetrar el vándalo acto.

Entre tanto, dada la oscuridad reinante, no sería posible identificar a los antisociales.

También se mencionó que la reposición de los objetos sustraídos supera la disposición de la “caja chica” y que esperan se pueda concretar este año.