Dolly Galeano, corresponsal. Ciudadanos de Minga Guazú se concentraron de nuevo en la noche del viernes en la plaza “Año Internacional del Niño”, exigiendo la destitución de la diputada Blanca Vargas de Caballero, la acusan de planillera porque cobraba en una escuela del citado distrito sin que cumpla con el trabajo docente.

La movilización se mantuvo en la plaza céntrica y no fue hasta frente a la residencia de la diputada como sí ocurrió la semana pasada. En la noche del viernes se realizó la octava protesta que realiza el grupo de ciudadanos mingueros y continuará en los siguientes días, según confirmaron a La Nación.

“Tenemos pruebas contundentes de que la diputada figura como planillera en la Escuela San Roque porque cobraba un salario del Estado y no aparecía por la citada institución. Ahora nos informamos que supuestamente hizo un traslado de su rubro a la Escuela de Artes y Oficio donde ella tampoco cumplía con ninguna tarea”, dijo el abogado Gustavo Arzamendia, uno de los activistas del escrache diario a la legisladora.

Agregó que a raíz de las manifestaciones de protesta que están realizando, ella está tratando de mostrar que sí está trabajando en la Escuela de Artes y Oficio. “Tomamos conocimiento de que en la sede de la Supervisión de Minga Guazú están queriendo hacer desparecer los documentos que comprueban que cobraba sin trabajar”, puntualizó.

Arzamendia explicó que cuando intentaron llegaron a la casa de la diputada Blanca Vargas de Caballero, un grupo de personas que apoyan a la legisladora ya les estaba esperando como para tirarles con piedras y accionar en forma violenta. “Nosotros no vamos a responderles de la misma manera y ene sa oportunidad optamos por retirarnos porque queremos evitar la violencia. Allí se encontraban funcionarios municipales y personas con alcohol”, aclaró el activista.

Explicó que la Asociación de Abogados del citado municipio ya presentó la denuncia ante el MEC y ante el Ministerio Público.