Un grupo de vecinos del barrio Obrero se movilizó la mañana de este sábado en protesta por la insistencia de la comuna asuncena en construir las polémicas casillas sobre la citada arteria. Exigen que las mismas sean demolidas.

“Queremos la demolición total de las casillas” decía en altavoz una de las personas pertenecientes a “Amigos de Quinta”, la asociación de vecinos que encabezó la protesta. “Estamos pidiendo la intervención de la Municipalidad”, agregó luego en un evidente rechazo a la obra que se viene realizando desde el año pasado en el paseo central de la citada arteria.

Los manifestantes portaban carteles que atacaban directamente la gestión de Mario Ferreiro al frente del municipio capitalino. “Ferreiro, Drácula, chupa sangre de los asuncenos” rezaba uno de los escritos, mientras que otro señalaba “Convertiste Asunción en un cuento de ultratumba”.

El costo de las obras en el paseo central de la Avenida Quinta ya supera los 2.400 millones de guaraníes y todavía no han concluido. La oposición a este proyecto se basa en que tiene un impacto negativo en el plano netamente urbanístico.