La madre de una menor denunció al jugador de fútbol Ivan Emmanuel González Ferreira, por acosar a su hija de 17 años. Según la denuncia formulada ante el Juzgado de Paz de Trinidad, la mamá solicitó la implementación de medidas de protección a nombre de la menor, en contra de González Ferreira, actual centrocampista del Deportivo Capiatá.

En conversación con el abogado defensor, Gerónimo Abrahan González Coronel, nos confirmó que efectivamente se trataba del conocido jugador Iván Gonzalez. “Es una prohibición de acercamiento, como medida cautelar en base al hostigamiento recibido por el jugador Iván González Ferreira”, aseveró.

A su vez comentó que tanto el acusado en cuestión y la parte acusadora viven en el mismo barrio, y que al principio su defendida mantenía una relación de amistad, como cualquier vecino. Sin embargo, la situación cambió luego de intercambiar números de teléfonos y frecuentar lugares comunes. Tal es así que el denunciado comenzó a hostigarla y pasó a demostrar comportamientos obsesivos hacia la menor.

Parte de la denuncia hecha por la madre de la menor.
Parte de la denuncia hecha por la madre de la menor.

El abogado manifestó que en reiteradas ocasiones tanto la madre como la menor solicitaron a González Ferreira “que la deje en paz”, porque su comportamiento hacia la joven ya no les parecía normal.

Según la denuncia presentada, el jugador le escribía mensajes vía WhatsApp diciéndole que lo acompañe en su casa, le enviaba obsequios como flores o mascotas, la buscaba en la universidad y en ocasiones asistía en los lugares donde tenía conocimiento que frecuentaba su hija.

Screen de pantalla del celular de la madre, durante una conversación con Iván González.
Screen de pantalla del celular de la madre, durante una conversación con Iván González.

“Que, a pesar de desviar las llamadas, bloquear los mensajes y hasta cambiar de número, el señor Ivan Emmanuel González Ferreira siempre lograba contactar con mi hija, con la excusa de que necesitaba conversar con ella y refugiarse de sus problemas personales”, reza parte del documento.

La madre en su denuncia sostiene que esta situación se ha vuelto insostenible y a fin de precautelar la integridad física y psicológica a la que pudiera derivar este hecho, fue la que la obligó a acusar formalmente a González Ferreira.