En la madrugada de hoy, aproximadamente a las 2.30 horas, una joven estudiante de 20 años acusó un balazo en el cuello y falleció casi de manera inmediata.

La víctima fue identificada como Yeymmy Nailí Bareiro Aquino, vecina en vida de Caacupé, y la tragedia que segó su vida tuvo lugar en el cruce de las calles Palma y Garibaldi, en pleno microcentro capitalino, un área que – a esas horas por el tema del traspaso de mando presidencial – estaba copada por agentes del orden.

De acuerdo a los datos divulgados por el acongojado padre de la malograda estudiante, ella había optado por permanecer en Asunción porque, ya entrada la noche – de ayer martes –, había finalizado un trabajo práctico que debía presentar en su facultad, ya que cursaba el Tercer Curso de la carrera de Odontología en la Facultad Pierre Fauchard, de la Universidad Autónoma del Paraguay.

Entre tanto, mientras esperaba que la llevaran a la casa de un familiar aquí en la capital, departía con amigos y compañeros de estudio en un bar, en la citada dirección.

En un momento dado, la joven recibió un llamado de teléfono y, atendiendo al ruido en el local, optó por salir a la calle para responder.

Fue justamente ahí que dos asaltantes a bordo de una motocicleta le cerraron el paso. Uno de ellos, bajó del bicicló y forcejeó con la joven, intentando despojarla de su celular.

En ese instante, el aparato cayó al suelo y la joven intentó levantarlo, momento en que el asaltante desenfundó un arma de fuego y disparó a quemarropa contra la humanidad de la joven.

El proyectil impactó en el mentón de la estudiante y le atravesó el cuello. Se presume que sería un revólver calibre .38, pero está pendiente una pericia forense para determinar ese dato.

Los criminales, que actuaron a cara descubierta, se dieron a la fuga con el teléfono que obtuvieron a cambio de una vida.

La policía investiga el hecho.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar