El ministro de la Función Pública, Humberto Peralta habló en Pulso Urbano sobre su gestión, los proyectos que comenzaron a hacer y los que se deben seguir haciendo.

Sostuvo que las personas deben entrar a la función pública por méritos propios mediante el concurso público y que los aumentos salariales anteriormente se hacían por 'amiguismo’, por 'política’, siendo que los aumentos también deben ser por concurso.

Explicó que hay todavía cosas que mejorar en materia de trasparencia. “No solo en Paraguay, sino también desde fuera, se puede acceder a las oportunidades laborales en la función pública, cosa que antes se manejaba como secreto de Estado”, resaltó.

Según los datos oficiales se cuentan con 1.660 cargos. Lo que no implica nuevas personas, implica movilidad interna. Los funcionarios van no solo por mejoras salariales, si no por el clima laboral para un mayor crecimiento profesional. En el sector público no todo es ‘salarios’. “Hay funcionarios de primera, de segunda clase y de tercera clase, así como hay autoridades, me refiero a algunos del Poder Legislativo que dicen no ser comunes”, sentenció Peralta.

Destacó que mejoró el capital humano, pero en una nota del 1 al 5, estamos en un promedio de 3. “Hay que reconocer al trabajador honesto y no al de papeles que viene y marca su horario de entrada y salida. Hay que insistir con la evaluación de desempeño”, acotó.

Considera que hay que hacer una reingeniería, mantener la expectativa ciudadana, que ya no tolera el planillerismo y la falta de trasparencia.

“Se debe unificar el tema salarial, no podemos seguir teniendo secretarias vip con un salario de 27 millones y médicos con salario mínimo”, aseveró.

Finalmente, insta a respetar la ley y que se aplique. "Son desafíos que se están marcando en estos documentos que dejamos y que estarán disponibles en la página web.”