La Secretaría Nacional de Turismo (Senatur) inauguró el edificio del centro de interpretación y obras exteriores complementarias del Circuito Vivencial del Mundo Guaraní en el distrito Yguazú, Alto Paraná, mediante una inversión de Gs. 15.195 millones, financiada con préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“El circuito ha sido construido con el objetivo de mostrar la cultura guaraní, la mezcla de culturas de la zona de influencia del Lago Yguazú, así como sus atractivos turísticos y naturales”, comentó la ministra de Turismo, Marcela Bacigalupo.

La obra se encuentra ubicada a 280 kilómetros al este de Asunción, y a unos 5 kilómetros de la Ruta Nacional N° 7, José Gaspar Rodríguez de Francia, en un área protegida de 18 hectáreas, propiedad de la ANDE, vestigio del Bosque Atlántico del Alto Paraná.

El centro de interpretación dispone de 1.400 metros cuadrados de edificación, cuya construcción arrancó en setiembre del 2016 y concluyó en junio de este año. Los trabajos estuvieron a cargo de la empresa Tecnoedil.

El edificio albergará una completa museografía relacionada con la vida de los guaraníes y la biodiversidad del bosque atlántico. La etapa estará a cargo de la firma española Avanzia y su puesta en funcionamiento se prevé a fines de este año, con una inversión superior a un millón de dólares, proveniente del citado préstamo del BID.

En la ocasión también se habilitó el embarcadero sobre el Lago Yguazú, construido con módulos de plásticos desmontables, con el objetivo de desarrollar el turismo fluvial en la zona.

Las obras exteriores complementarias inauguradas incluyeron un acceso empedrado de 210 metros lineales, sanitarios, área de camping y parrillas, y un sendero interpretativo del bosque atlántico de 800 metros. Este espacio ofrece cinco estaciones que propician paradas de observación, disponiendo elementos gráficos relacionados con el paisaje y las especies vegetales.

Otro trabajo complementario del circuito es el Centro de Recepción de Visitantes del Parque Pikypó, habilitado el año pasado, mediante inversión del Estado paraguayo de más de Gs. 1.300 millones, que servirá como punto de partida del recorrido.