La firma FERRERE y ONU Mujeres presentaron este martes los datos locales y regionales del “Equal Pay Day”, iniciativa internacional que visibiliza la brecha de ingreso salarial entre hombres y mujeres. El estudio revela que el sector femenino termina trabajando 99 días gratis al año en Paraguay.

La representante de la ONU Mujeres en Paraguay, Florence Raes, explicó a la 970 AM que la encuesta demuestra muy bien que las mujeres suelen pasar muchas más horas cuidando de la casa, de los niños, etc. Éstas son horas que no tienen para ir al mercado laboral, que no puede ganar ingresos, que no puede estudiar.

“Entonces tiene que tener también medidas o por parte de las políticas públicas o por parte de la empresa que socializa mejor el trabajo de cuidados. Por ejemplo, que permita tener guarderías en las empresas, que permitan mayor flexibilidad del trabajo, que responsabilice también a los hombres en el cuidado de los niños, para que las mujeres tengan el tiempo de dedicarse al empleo y a otras actividades”, mencionó.

En cuanto a los días que las mujeres trabajan gratis en Paraguay dijo que van entre 90 a 99 días. “Lo que se calculó es que trabajarían entre 90 y 99 días gratis al año. Depende un poco si el trabajo es tiempo parcial o tiempo integral y en qué nivel de formalización se encuentra. Pero entre el 2014 que se variaba en 99 días y ahora que sea 90 días, la realidad no cambió mucho. Las mujeres a pesar de empezar a trabajar el 1 de enero, solamente empezarían a ganar por ese mismo trabajo a partir del mes de marzo”, explicó.

Florence a su vez aclaró que esto no se trata del trabajo doméstico, que si se mira eso todavía es peor. “Con estas cifras estamos mirando la parte formalizada del empleo. El trabajo donde la mujer trabaja para terceros, una empresa, una familia y por eso recibe menos salario que el hombre. Por tanto a eso llamamos la brecha salarial. Después a eso se suma lo que mencionaba y que ilustra más la encuesta del uso del tiempo que además de su empleo formal, la mujer dedica también a cuidados de casa, de ancianos, de niños y que no le deja tiempo para dedicarse a otras cosas como estudios, viajes de trabajo, entonces es una realidad muy compleja y es una triple discriminación”, refirió la representante de ONU Mujeres en Paraguay.

Datos de la región

Florence comentó que los datos de la región son relativamente similares y que no hay grandes diferencias. “En el estudio que se hizo con la FERRERE en el 2014 Paraguay estaba último y ahora está penúltimo. Pero no se trata de competir en discriminación con los otros países. Lo importante es que esos datos nos permitan tener una imagen muy visual e inmediata de una discriminación que a veces es difícil de cuantificar y la metodología lo hace de manera muy clara y muy explícita. Los otros países estamos hablando más o menos de la misma realidad y eso es lo que hay que recordar”, puntualizó.

Ley de Paridad

En cuanto a la propuesta de la Ley sobre Paridad, que se estará debatiendo el 8 de marzo, dijo que es una de las medidas importantes para que podamos tener no solamente una mayor representación política de mujeres.

“Paraguay es uno de los países con una tasa muy baja de representación femenina y tenemos mujeres políticas brillantes en el país. Entonces, de nuevo, el hecho es que no es que no hay mujeres, sino que el sistema no permite que lleguen. Varios países en la región han adoptado políticas de leyes de paridad, que obligan durante un periodo de tiempo para que las mujeres tengan acceso. Tenemos en Paraguay la necesidad de tener una ley que promueve la paridad, mientras eso no ocurra no tendremos chances iguales para las mujeres de acceder a la política”, enfatizó.

“La Ley de Paridad no solamente es un derecho, sino una obligación para la democracia. Además del empleo formal, la mujer dedica también su tiempo a los trabajos de la casa”, agregó Florence Raes.

Florences Raes, representante de ONU Mujeres Paraguay. Foto: Agustín Acosta.
Florences Raes, representante de ONU Mujeres Paraguay. Foto: Agustín Acosta.