• POR CRISTHIAN TINDEL - GN

Con la mirada puesta en llegar a la rampa el domingo, Andrea Lafarja y Eugenio Arrieta culminaron la octava etapa del raid luego de un reco­rrido de casi 400 kilóme­tros, en una jornada donde la navegación fue vital para no perderse en zonas com­plicadas, donde los WP estu­vieron difíciles a la hora de validarlos.

Rápidamente en los prime­ros WP, Lafarja y Arrieta empezaron a surcar las dunas luego de partir en la posición sesenta en la cate­goría para llegar a mitad de carrera en su misma posi­ción, pese a que por momen­tos marcaron en el P55 algu­nos controles de paso.

Ya en los últimos 160 kilóme­tros, Lafarja no bajó la inten­sidad y pudo acabar la exi­gente etapa en la posición 58, ubicándose en el puesto 60 en la general de coches, luego de un recorrido altamente com­plicado entre el tramo crono­metrado y el enlace largo.

La tripulación con bandera paraguaya volvió sin proble­mas al campamento y el equipo técnico trabajó toda la noche en la puesta a punto al Bor­gward X7 para la etapa de hoy, la novena, que tendrá a la zona de Wadi Ad Dawasir como epi­centro, con un recorrido cro­nometrado de 287 kilómetros, más unos 204 de enlace.

El recorrido será mayor­mente por zonas monta­ñosas con muchas piedras y poca arena, poniendo a prueba a los neumáticos que sufrirán mucho durante el trayecto.

EKSTROM FESTEJA

El sueco Mattias Ekstrom ganó la octava etapa en autos, en una jornada buena para los autos híbridos de Audi, ya que sus dos compañeros, el francés Stephane Peterhan­sel y el español Carlos Sainz, fueron segundo y cuarto.

Por su parte, el también fran­cés Sébastien Loeb (Pro­drive) fue tercero, recor­tando ocho minutos en la general al líder, el catarí Nas­ser al-Attiyah (Toyota).

En motos, el británico Sam Sunderland (KTM) ganó la etapa y desplazó de la primera plaza en la general al francés Adrien Van Beve­ren (Yamaha). ­

Etiquetas: #etapa#bolsillo

Dejanos tu comentario