Nelson Sanabria com­pletó la primera parte de la etapa maratón a pesar de sufrir un golpe y de tener problemas con la bomba de combusti­ble de su quad, lo cual le hizo perder algo de terreno en la décima especial de la carrera. De todas maneras, conserva el octavo lugar en la general, cuando faltan dos días para completar la prueba más dura del planeta.

“Fue una etapa difícil. En un sector peligroso de dunas golpeé mi cabeza contra la torre de navegación y rompí las antiparras y el frente del casco. Afortunadamente fue solo un susto, quedó todo bien”, comentó Nelson al lle­gar al bivouac de Shubaytah tras la décima especial, que fue ganada por el polaco Kamil Wisniewski.

“También vengo con una falla en la bomba de nafta, que me está impidiendo encontrar el ritmo que quiero, pero espero poder repararlo antes de salir a completar la etapa mara­tón”, agregó el “León”, que mantiene la octava posición en una general dominada por Ignacio Casale, que ayer perdió 44 minutos, pero igual sigue al frente.

Mientras que en motos sigue ascendiendo el corredor gua­raní, Blas Zapag (hijo), quien finalizó la ronda de ayer en la plaza 72 y se ubica 82 en la clasificación general, demos­trando gran equilibrio y poder conductivo para superar los diversos obstáculos de una carrera bastante exigente.

Hoy, la 11ª etapa une Shu­baytah con Haradh, en un tramo de 379 kilómetros de especial y 365 de enlace.