ENVIADOS ESPECIALES

“Con todo el equipo de Automotor estamos haciendo un gran trabajo con esta máquina muy rendidora. Hoy es solo el comienzo, mañana es la carrera pesada y esperamos competir en las mejores con­diciones. Hoy tuvimos un epi­sodio lamentable, nos tira­ron una botella que rompió el parabrisas, vimos que estaba escondido con el uniforme, ya hablé con el equipo. Es un hecho lamentable, muy triste. Desde los 70 y los 80 que no se veía esta manera de querer ganar. Es una ver­güenza, un peligro, casi pasó por el parabrisas. Esperamos que los líderes del equipo le pongan en su lugar al desu­bicado dentro del grupo. Yo sé que en ese equipo tiene a integrantes muy loables”, se quejó Diego Domínguez.

Diego Domínguez, líder del rally.
Diego Domínguez, líder del rally.

ALE GALANTI

“Estamos contentos con el trabajo que tuvimos, muy conformes con lo que pasó en el primer tramo”, expresó Ale Galanti. No obstante, expresó su disgusto en contra de los organizadores. “Muy discon­forme con lo que pasó en el primer tramo. Realmente es inadmisible que en el 2019 suceda así, que sabiendo que no da el polvo, había cero visi­bilidad, le pusieron en riesgo a los pilotos y al público y larga­ron así. Es una necedad abso­luta de los organizadores”, se quejó Ale.

MUCHO RETRASO

Los problemas de la primera etapa se iniciaron bien tem­prano. La tercera prueba espe­cial, la primera del día, corrió riesgo de suspenderse debido a la presencia de fanáticos en lugares peligrosos del tramo.

Finalmente se ratificó la com­petencia en Ocho Cué, pero con un retraso de diez minu­tos. La partida de Miki Zaldí­var se dio a las 6:30, cuando estaba marcada para las 6:20.

Pero no era el primer retraso ni el mayor. Nueve autos lograron partir en Ocho Cué hasta que se presentó el problema con el informe de los tiempos, que retrasó la carrera durante 1 hora y 40 minutos. “No hubo pro­blema con la toma de tiem­pos, los sensores estuvieron funcionales todo el tiempo, la cuestión estuvo en que el banderillero, encargado de informar el tiempo a la tri­pulación, no tenía comunica­ción con la mesa de control”, dijo al respecto el presidente del Touring y Automóvil Club Paraguayo, Hugo Mersán, a nuestro diario.

Impresionante el polvo en la picada de la primera etapa, en la que Guillermo González exige al máximo al Honda Civic.FOTO:ATILIO FERNÁNDEZ
Impresionante el polvo en la picada de la primera etapa, en la que Guillermo González exige al máximo al Honda Civic.FOTO:ATILIO FERNÁNDEZ

Cuando se esperaba que la etapa del vier­nes acabe cerca de las 17:00, el primer auto llegó a la rampa de la Terminal de Ómnibus alrededor de las 16:30. La PE04, Campo Karen, fue la más complicada para varios pilotos. Además de Miki Zal­dívar, a quien le paró el auto en este tramo, varios coches de la F2 también perdieron mucho tiempo en este lugar.

A TODA VELOCIDAD

OSCURO. Todavía el sol no asomaba en la mañana del viernes, pero el movimiento sobre la Ruta PY09 en la ciudad de Mariscal Estigarribia era incesante. Los fanáticos se movilizaban a diferentes lugares de la primera etapa, especialmente a Ocho Cué y a Picada 500.

TEMPRANO. La presentación del “poleman”, Miki Zaldívar, para iniciar la carrera en Ocho Cué tenía un horario límite marcado en las 6:05. Pero mucho antes de las 6:00, la tripulación del Volkswagen Polo GTi R5 ya estaba en el lugar establecido para partir.

CALUROSO. El fuerte e incesante viento desde el Norte que azotó durante casi todo el día ayer sobre esta ciudad nos hizo sentir la jornada más calurosa desde nuestra estancia aquí. Se espera no solo que este clima se mantenga, sino que hoy sea aún más duro y más caluroso que ayer, donde el termómetro marcó 40 grados, pero la sensación térmica ascendió a 42.

ACTIVIDAD AÉREA. Además de la presencia de fanáticos y autos de competencia, el lugar de inicio de la carrera estuvo minado de una constante actividad aérea. El equipo de Diego Domínguez tenía su propio helicóptero que sobrevolaba el lugar aguardando el arranque. Además, había otro helicóptero y un par de avionetas recorriendo el espacio aéreo en la zona de Ocho Cué.

SEGUIMIENTO. El helicóptero rojo del Team ART, de Diego Domínguez y Héctor Nunes, inició su recorrido en el lugar de partida y sobrevoló durante todo el recorrido del Hyundai i20 R5.

CALDEADO. Por un momento, el ambiente estuvo tenso y caldeado en el lugar de salida en Ocho Cué. Los problemas en el marcaje del tiempo paralizaron la competencia y la dejaron a Andrea Lafarja en posición de salida por más de una hora.