Luego de transcurrir la his­tórica velada boxística por un título sudamericano en plena cárcel de Tacumbú, el entre­nador del campeón Richard “La Pantera” Moray, Favio “Potrillo” Romero destacó el logro del paraguayo.

“Fue una fiesta total del boxeo paraguayo en la penitenciaría nacional, algo inédito a nivel mundial. Richard por suerte pudo terminar rápido el com­bate, si bien me preocupé bas­tante por la forma muy agre­siva en la que salió, ya que eso no fue lo que planeamos.

La estrategia fue que el primer capítulo sea como es costum­bre, de estudio para luego ver de qué forma encarar al rival, más aún teniendo en cuenta que le tenía enfrente a un duro adversario, que incluso peleó por el título del mundo del WBC en España”.

“En vestuario, Richard me manifestó que el salió con todo por quería ganar la pelea y compartir con su hija y toda su familia que estaba presente, observando el com­bate, arriesgando todo ante un púgil demasiado peli­groso para sus aspiraciones, explicó Romero.