Se llevó a cabo la Copa del Mundo de espada femenina de categoría mayores en Bar­celona. La ciudad catalana recibió 280 esgrimistas del más alto nivel mundial.

La paraguaya Montserrat Viveros, la mejor esgrimista de nuestro país, realizó una muy buena clasificación en las poules, en donde se alzó con tres victorias ante las repre­sentantes de España, Ucra­nia y Argentina, 5-4, 5-3 y 5-1, respectivamente.

Con esto accedió a las elimi­naciones directas en donde cayó ante la ucraniana Sliu­sareva por 15 a 10, cerrado de esta manera una nueva pre­sencia en el campo interna­cional.

La incursión de la espadista paraguaya en torneos de cate­goría mayores con la presen­cia de las mejores exponen­tes a nivel mundial de esta modalidad, sirve de mucho en la preparación para los even­tos que se vienen en catego­ría junior (hasta 20 años), tales como el Panamericano en Bogotá y el Mundial en la ciudad polaca Torún.

Montse vuelve el lunes a sus entrenamientos a doble turno en el Centro de Alto Rendi­miento (CARE) de Madrid.