Imponente vista de la majestuosa basílica y la plaza de San Pedro, el corazón del Vaticano, de la Vía de la Conciliazone, que comunica la Santa Sede con Roma. Foto Carlos Juri

1/26 Imponente vista de la majestuosa basílica y la plaza de San Pedro, el corazón del Vaticano, de la Vía de la Conciliazone, que comunica la Santa Sede con Roma. Foto Carlos Juri

Otra estampa de la plaza de San Pedro, con la vista de la magnífica columnata de Bernini. Foto Carlos Juri

2/26 Otra estampa de la plaza de San Pedro, con la vista de la magnífica columnata de Bernini. Foto Carlos Juri

Detalle de la majestuosa fachada de la basílica de San Pedro, de estilo renacentista y barroco, cuya construcción finalizó en 1626. Foto Carlos Juri

3/26 Detalle de la majestuosa fachada de la basílica de San Pedro, de estilo renacentista y barroco, cuya construcción finalizó en 1626. Foto Carlos Juri

La plaza de San Pedro se llena de fieles los días jueves, los días de audiencia y de recorrido del papa, así como cuando el Santo Padre dirige la oración del Angelus, los domingos.Foto Carlos Juri

4/26 La plaza de San Pedro se llena de fieles los días jueves, los días de audiencia y de recorrido del papa, así como cuando el Santo Padre dirige la oración del Angelus, los domingos.Foto Carlos Juri

Detalle de la cúpula de la basílica de San Pedro, que mide casi 45 metros de altura desde su base. Foto Carlos Juri

5/26 Detalle de la cúpula de la basílica de San Pedro, que mide casi 45 metros de altura desde su base. Foto Carlos Juri

Las esculturas que dominan la columnata también fueron obras del escultor, pintor y arquitecto italiano, Gian Lorenzo Bernini. Foto Carlos Juri

6/26 Las esculturas que dominan la columnata también fueron obras del escultor, pintor y arquitecto italiano, Gian Lorenzo Bernini. Foto Carlos Juri

Detalle del friso de la Columnata de Bernini, donde se aprecia el nombre del papa Alejandro VII, que rigió la Iglesia hasta 1667. Foto Carlos Juri

7/26 Detalle del friso de la Columnata de Bernini, donde se aprecia el nombre del papa Alejandro VII, que rigió la Iglesia hasta 1667. Foto Carlos Juri

Peregrinos descansan en la plaza de San Pedro, donde aprovechan cada espacio para recobrar energía. Foto Carlos Juri

8/26 Peregrinos descansan en la plaza de San Pedro, donde aprovechan cada espacio para recobrar energía. Foto Carlos Juri

Uno de los puntos distintivos del paisaje vaticano: la Columnata de Bernini. Foto Carlos Juri

9/26 Uno de los puntos distintivos del paisaje vaticano: la Columnata de Bernini. Foto Carlos Juri

Millones de devotos católicos de todo el mundo, así como curiosos turistas, visitan la Santa Sede y sus atractivos durante todo el año. Foto Carlos Juri

10/26 Millones de devotos católicos de todo el mundo, así como curiosos turistas, visitan la Santa Sede y sus atractivos durante todo el año. Foto Carlos Juri

Otra vista de la Via della Conciliazione, el acceso peatonal que conduce a la plaza y a la basílica de San Pedro. Foto Carlos Juri

11/26 Otra vista de la Via della Conciliazione, el acceso peatonal que conduce a la plaza y a la basílica de San Pedro. Foto Carlos Juri

Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de enorme valor artístico. Foto Carlos Juri

12/26 Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de en

Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de enorme valor artístico. Foto Carlos Juri

13/26 Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de en

Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de enorme valor artístico. Foto Carlos Juri

14/26 Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de en

Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de enorme valor artístico. Foto Carlos Juri

15/26 Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de en

Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de enorme valor artístico. Foto Carlos Juri

16/26 Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de en

Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de enorme valor artístico. Foto Carlos Juri

17/26 Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de en

Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de enorme valor artístico. Foto Carlos Juri

18/26 Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de en

Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de enorme valor artístico. Foto Carlos Juri

19/26 Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de en

Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de enorme valor artístico. Foto Carlos Juri

20/26 Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de en

Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de enorme valor artístico. Foto Carlos Juri

21/26 Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de en

Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de enorme valor artístico. Foto Carlos Juri

22/26 Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de en

Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de enorme valor artístico. Foto Carlos Juri

23/26 Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de en

Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de enorme valor artístico. Foto Carlos Juri

24/26 Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de en

Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de enorme valor artístico. Foto Carlos Juri

25/26 Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de en

Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de enorme valor artístico. Foto Carlos Juri

26/26 Uno de los majestuosos corredores del Palacio Apostólico, allí donde el Papa atiende asuntos de Estado y recibe a las delegaciones oficiales y privadas. En su interior acoge esculturas y frescos de en